Cataluña pone fin a la moratoria renovable tras 10 años sin instalar prácticamente ni un megavatio

Al fin, el Gobierno de la Generalitat cumplirá su promesa de derogar el Decreto 147/2009 que imponía una absurda norma para que no se instalasen renovables en la región.

Han tenido que pasar 10 años, se dice pronto, 10 años para que el Govern decida poner fin a esta norma que impedía tramitar parques eólicos de más de 10 MW en Cataluña y limitaba las zonas de implantación de los inferiores a 10 MW, así como a cualquier otro tipo de instalación renovable (fotovoltaicas).

Una moratoria en toda regla que ha colocado a Cataluña en la cola de inversión de renovables y por tanto se ha quedado estancada en cuanto a capacidad se refiere. Por poner un ejemplo, los proyectos venideros que han solicitado acceso y conexión a Red Eléctrica, Cataluña es la región peor parada.

Ahora le tocará ir deprisa y corriendo si quiere cumplir con la Ley de Cambio Climático catalana ya que se ha comprometido a tener un 50% de renovables para 2030 y para ello necesita instalar unos 10 GW, 4.000 MW de eólica y unos 6.000 MW de fotovoltaica. Es decir, unos 1.000 MW de renovables al año. Y no tienen ni los permisos.

El reto de las renovables en Cataluña no puede ser mayor. Es lo que tiene no haber querido meter mano antes a este nefasto decreto que ha dejado a una de las principales regiones españolas sin instalar prácticamente renovables durante 10 años.

Hace un mes aproximadamente que tenía que haber aprobado esta derogación tal y como se lo pidió el Parlamento catalán, pero como el Govern estaba en otros asuntos más importantes (procés) decidió posponerlo para los próximos tres meses.

Pero no tardó ni 24 horas en contestar la consellera de Industria en que se aprobaría la derogación este día 26.

Más vale tarde que nunca reza el refranero español, pero ya era hora de que se pusiera fin a una norma absurda.

Quim Torra desoye al Parlamento catalán y estira otros tres meses más la derogación del decreto que frena las renovables en Cataluña