Iberdrola se lanza a la conquista de Australia con un proyecto híbrido de solar+eólica de 320 MW

Iberdrola se va a las antípodas. La eléctrica quiere desarrollar nuevos mercados y se ha fijado en Australia para iniciar su incursión en la región Asia Pacífico.

Según adelanta Bloomerg, Iberdrola trabaja ya en un proyecto de renovables en Australia del Sur. La compañía pretende construir una instalación híbrida de energía solar fotovoltaica y eólica de unos 320 MW.

Se trata de la primera inversión de un plan de la compañía que destinará 500 millones de dólares australianos, unos 308 millones de euros a este proyecto.

Existe un «tremendo potencial» para el crecimiento de la energía renovable en Australia, dijo Xabier Viteri, director de energía renovable de Iberdrola. “Al igual que muchos países, vemos una creciente demanda del público y las empresas para que su energía provenga de fuentes limpias. Cuando tiene esa demanda, junto con abundantes recursos naturales para energía eólica y solar de alto rendimiento, crea un mercado altamente atractivo para invertir», señala en un comunicado el directivo al que ha tenido acceso Bloomberg.

Los proyectos híbridos cada vez tienen más presencia en el mercado, sobre todo en el australiano. Iberdrola, de momento, no tiene pensado instalar almacenamiento con baterías de ion litio en este proyecto, pero sí lo va a estudiar para futuras instalaciones en Ausstralia.

La compañía española es líder europeo en renovables, con más de 31 GW instalados en todo el mundo. Ahora se lanza a por otro mercado, Australia donde ya trabajan otras compañías españolas como Naturgy o Acciona.