Las ONG ambientales piden al próximo Gobierno políticas «radicales» contra la emergencia climática

Las ONG ambientales quieren que el próximo gobierno que se forme tras las elecciones de este domingo, 10 de noviembre, apueste por políticas que permitan de verdad luchar contra la emergencia climática y consideran que la primera ley que deberá aprobarse en la próxima legislatura deberá ser la de Cambio Climático.

Así, Amigos de la Tierra pide a los partidos que desbloqueen el panorama político y logren formar un Gobierno que apueste por políticas «con la gente y el planeta en el centro de las mismas».

Además, la coordinadora de Amigos de la Tierra, Blanca Ruibal, pide que tras el ascenso de la «ultraderecha», los partidos demócratas se unan y no permitan «medidas retrógradas, machistas y negacionistas». Para ello, considera que el Gobierno deberá apostar por «políticas radicales que pongan el foco en la emergencia climática, siempre a través de una transición justa para la sociedad».

Por su parte, el coordinador estatal de Ecologistas en Acción, Francisco Segura, ha lamentado a Europa Press, que nuevamente lo que sigue sobre la mesa «no son las necesidades de España, los problemas ambientales que hay que afrontar, sino las tácticas de los partidos políticos». Esta situación, a su juicio, es «negativa para la auténtica emergencia ambiental y social actual y que está pasando sin pena ni gloria».

«Seguimos empantanados y sin una actitud de gobierno clara y sin la contundencia que debería. Nos refrendamos en la urgencia pero vemos que no se da cauce a nada. El pacto es cada vez más complicado. Estamos en una situación más complicada que la atención», ha manifestado.

Vox: «Tremendamente negativo» para el medio ambiente

Respecto al resultado electoral de Vox, Segura lo define como «tremendamente negativo» porque la tercera fuerza política es una entidad absolutamente negacionista, que va contra la ciencia y las necesidades del planeta. Por ello, prevé que pueda suponer un retroceso o sumar dificultades a las políticas progresistas que se necesitan para afrontar la emergencia climática. «Es una pésima noticia», concluye.

En la misma línea, el director ejecutivo de Greenpeace, Mario Rodríguez, señala a Europa Press que el resultado electoral es muy parecido al de abril para la gobernanza, excepto el ascenso de Vox, una formación que ve «con preocupación» por sus valores, su negacionismo del cambio climático y la «total falta de temas medioambientales» que se ha convertido en tercera fuerza política.

A su juicio, desde el punto de vista social y de valores democráticos, Vox puede afectar a muchos espacios democráticos por su negacionismo y falta de claridad y una visión «muy antigua de lo que es la España vacía».

Al nuevo Gobierno le insiste en que «lo primero» que deberá aprobar es el paquete climático, con la Ley de Cambio Climático, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y la Estrategia de Transición Justa, después de que lo último que aprobó el Parlamento antes de su disolución en la primavera fue la declaración de la emergencia climática en España. «Ese debe ser el primer objetivo del futuro nuevo Gobierno», ha insistido.

Además, ante la celebración de la Cumbre del Clima (COP25) el próximo mes de diciembre en Madrid, cree que España debería mostrar una «señal de liderazgo», de que algo está cambiando. «Llevamos cuatro años esperando, con cuatro elecciones y dos presidentes de Gobierno. Ya toca un país sensible a la emergencia climática», ha apostillado Rodríguez que opina que sería «ideal» que cuando se celebre la COP ya haya un gobierno formado, que trabaje de forma seria y con el medio ambiente en el centro de la política.

Tras los resultados de Vox en Murcia, tras la gran manifestación ciudadana para pedir medidas ambientales para recuperar el Mar Menor, Rodríguez considera que no concuerda con el número de votos obtenidos por la formación y pide analizar la gestión de «todos los Gobiernos anteriores» de PP y PSOE que no han dado soluciones contundentes, progresistas para frenar la degradación del enclave y han seguido permitiendo regadíos ilegales, pesticidas, vertidos y especulación urbanística. A nivel nacional, advierte de que Vox ahora tiene «posibilidad de bloqueo real» a numerosas iniciativas ambientales.

Desde SEO/BirdLife, su directora ejecutiva, Asunción Ruiz, ha manifestado a Europa Press que como mujer ecologista y demócrata los españoles no deberían conformarse con votar muchas veces sino vigilar a quienes gobiernan. «Necesitamos romper el bloqueo, que es el de las políticas insostenibles que expolian el bienestar y los derechos», ha manifestado.

En este contexto, pide un pacto de Estado que atienda «con diligencia» la crisis ambiental y la emergencia climática así como la gobernabilidad del país y la gobernanza ambiental mundial. «Creo sinceramente que en el futuro gobierno las políticas ambientales podrán ser el mejor termómetro democrático. Nos estamos jugando una sociedad justa, segura, en el país de Europa condenado a ser un desierto pese a ser el más rico en biodiversidad», ha sentenciado.

Ruiz cree que democracia no es votar muchas veces sino situar la justicia ambiental en el centro, por eso no basta conformarse con votar sino vigilar a los que gobiernan. «Tenemos razones de sobra para pensar en la política del siglo XXI, en la democracia y la gobernanza mundial y las políticas medioambientales son el mejor termómetro democrático del siglo XXI», ha sentenciado.

En cuanto a la celebración de la COP25 en Madrid, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife pide a toda la sociedad española» que demuestre al mundo que «España está a la altura de la buena gobernanza mundial» y que entre todos se consiga que la Cumbre es «un éxito».

Finalmente, el secretario general de WWF, Juan Carlos Del Olmo, ve «muy preocupante» el ascenso de Vox para el medio ambiente, porque está alineado con las políticas más negacionistas y tampoco es avanzado en la conservación de la naturaleza ya que pueden llegar al parlamento «voces que puedan distorsionar las prioridades».

Por eso, califica de «increíble» el resultado de la formación de Santiago Abascal en Murcia tras la crisis ambiental en el Mar Menor. En todo caso, confía en que el nuevo Gobierno, que espera que se forme «lo antes posible» ponga por delante lo que realmente es importante y urgente y los políticos dejen de mirar con las luces de corto y empiecen a mirar con las luces largas.

«Si el gobierno se forma rápido, en el mejor de los casos la Ley de Cambio Climático se aprobará en verano. Eso es una barbaridad», sentencia Del Olmo, que pide a los políticos que «dejen de mirar sus miserias y lleguen a acuerdos para lograr un gobierno que pueda tomar decisiones».

En cuanto a la celebración de la Cumbre del Clima, con el Gobierno aún en funciones, no ve obstáculo a que España y la UE puedan proyectar una mayor ambición climática respecto a los objetivos de reducción de emisiones y aumentar la dotación del Fondo Verde por el clima.