NO, el nuevo RDL que mantiene la retribución a las renovables no hace subir la factura de la luz a los españoles

Entre el domingo y este lunes se ha creado un bulo informativo o fake news a través de las redes sociales, más concretamente en Twitter, en el que se decía junto al hashtag #DecretazoSubidaLuz que el nuevo RDL de retribución a las renovables va hacer subir la luz a los españoles un 7,4%, o el porcentaje que más le gustaba ala gente poner.

En base a ello, escribí un hilo en la propia Twitter en el que expliqué por qué la nueva norma NO sube la factura de la luz, si acaso, lo que se conseguiría es bajarla. Por la importancia del tema, porque el bulo se ha extendido como la pólvora en redes sociales, porque hay gente que a pesar de los esfuerzos de unos y de otros por desmentirlo sigue creyendo que hay subida de la luz, voy a basarme en el hilo para escribir este artículo y hacer unos retoques importantes para aclarar la situación de la mejor forma posible. Aunque ya sé que la mayoría de nuestros lectores conocen la situación perfectamente, creo que es importante que entre todos difundamos la verdad.

El viernes el Consejo de Ministros aprobó un RDL que fija la retribución de las renovables para el próximo periodo 2020-2025. Este sábado estaba publicado en el BOE .

Como se puede comprobar son 8 páginas de texto que vienen a corregir la Ley del Sector Eléctrico y alguna cosa más que iré explicando.

Lo primero de todo, es que estamos ante un RDL y eso significa que lo tiene que convalidar la mayoría del Congreso. Parece que hay consenso entre PSOE y PP para llevarlo a buen puerto, pero hay que esperar a que se produzca el definitivo visto bueno. Creo que será esta o la próxima semana cuando se lleve a la Cámara.

Luego se tendrá que aprobar la Orden que fije los parámetros retributivos, que en buena parte se mantendrán en el 7,39%. Esto significa que se mantendrá la tasa de retribución a las renovables, pero no afectará a toda la retribución que perciban este tipo de instalaciones. Aproximadamente hasta ahora las renovables, cogeneración y residuos eran retribuidas estos años atrás con cerca de 7.000 millones anuales.

¿Esto significa que va a subir la luz? NO, pero depende ¿significa que vaya a bajar? TAMPOCO, pero tb depende. El coste de las primas a las renovables se va a mantener al menos hasta 2031, 12 años con la misma tasa de retribución. Pero no habrá la misma retribución.

Las renovables reciben una retribución en base a distintos mecanismos: por la inversión, por la operación y el mantenimiento, etc. Fuentes del mercado han señalado a El Periódico de la Energía que la retribución a la inversión va a cambiar radicalmente para el nuevo periodo regulatorio, por tanto la cantidad total a percibir por parte de las renovables durante los próximos 12 años no será la misma que hasta ahora, sino que será más baja, por tanto se reducirá la partida de costes del sistema con el paso de los años y se pagarán bastantes menos millones que los 6.700-7.000 millones anuales de los últimos ejercicios.

¿Cómo se da esto? La retribución a la inversión se da en base a un precio del pool, es decir del mercado mayorista. Este precio lo calcula el Gobierno en cada semiperiodo, es decir, cada tres años. Según el RD 413/2014, el precio estimado para los años 2017, 2018 y 2019 fue de 42,84 €/MWh, 41,54 €/MWh y 41,87 €/MWh.

Pues bien, el precio real del pool estos tres años ha sido bastante más alto (52,22 €/MWh en 2017, 57,27 €/MWh en 2018 y en lo que llevamos de año ronda los 50€/MWh).

Esto hace que las instalaciones de renovables hayan cobrado de más estos años y repercuta directamente en la retribución por inversión de años venideros y que tenderá a la baja en muchas instalaciones de los años 2004-2006. Estas mismas fuentes del mercado señalan que a partir de 2021 la retribución será bastante más baja por lo que el coste para el sistema será menor y se reducirá el recibo de la luz.

Una medida que se ha producido por la pésima previsión de precios que se realizó, pero ayudará a que baje el precio. Por tanto, más que subir, la factura de la luz bajará con el paso de los años.

¿Por qué ha hecho esto el Gobierno y no se lo ha bajado como al resto de actores del sector? El Gobierno, antes de traspasar poderes a la CNMC publicó el borrador de esta medida para así asegurarse que sea el Ministerio para la Transición Ecológica quien decida cómo se va a retribuir a las renovables en este periodo de 2020-2025.

El Gobierno busca una especie de resarcimiento a las ‘víctimas’ del recorte a las primas que tanto el PSOE como el PP asestaron a los productores de renovables en 2010 y 2013. Un hachazo con carácter retroactivo que puede salir muy caro a todos los consumidores. Ojo, un recorte que era obligatorio por parte de Bruselas ya que el agujero del déficit de tarifa ascendía a los 30.000 millones y había que frenarlo sí o sí. Si no, nos intervenían. Y el PP, hizo lo que pudo, castigando a todo el sector, pero lo hizo mal y por eso luego vinieron tantas demandas.

¿Cómo lo hace el Gobierno ahora? Si el Ministerio hubiera aplicado la fórmula con la que se retribuye al sector eléctrico, las renovables hubieran tenido una tasa de retribución de un 5% aprox. Pero ha decidido mantenerla en el 7,39 para las plantas anteriores a 2013 y del 7,09% para las de a partir de ese año, tal y como aconsejó la CNMC antes de quedarse sin este trozo de la tarta.

Además, le dice a los inversores internacionales que habían interpuesto demanda contra España por los recortes (10.000 millones en juego y ya algunas perdidas) que si retiran las demandas les mantendrá la retribución en el 7,39 y si no lo hacen se quedan con 7,09%.

Entonces, ¿por qué se dice que va a subir la luz? Como en casi todo, depende. Pero vamos por partes:

1.- El RDL en sí no hace subir la luz (es más los bajará al reducirse la parte de retribución a la inversión)
2.- Si consigue que se retiren las demandas, se evita una futura subida de la luz
3.- Si no se retiran, habrá subida.

Les explico. Hay como decía 10.000 millones de euros en juego en distintos tribunales, la mayor parte inversores extranjeros en tribunales de arbitraje (CIADI, Estocolmo, etc). Ya se han perdido unos cuantos, todos por el recorte asestado por el PP en 2013 y condenado a España a devolver a esos inversores cientos de millones, pero que pueden ser miles en los próximos años.

El sector eléctrico reclama que la subasta de renovables garantice una rentabilidad fija.

Como los recortes de PSOE y PP fueron un auténtica chapuza, ahora se intenta que esos inversores retiren las demandas amenazándolos con recortarles un poco la retribución, o premiándoles si lo hacen, depende como se vea.

Si se retiran las demandas, el RDL nos libra de una fuerte subida de la luz en el futuro, porque esos 6.000-7.000 millones que habría que indemnizar se pagarían a través de la factura (costes) y habría que subir la factura para ingresar más en el sistema y quede equilibrado. España está obligado a mantener el equilibrio de costes e ingresos del sistema eléctrico para que no se produzca el llamado déficit de tarifa.

Si no se retiran las demandas, la verdad es que habrá subida de la luz más tarde o más temprano, porque habrá que indemnizar (salvo milagro). 

El Gobierno decide estirar esta tasa de retribución durante los próximos 12 años. Hasta 2031 estarán todos los consumidores (salvo excepción de la gran industria) pagando miles de millones anuales (aun se desconoce la cuantía total a la espera de la Orden de parámetros). 

Eso hará, junto a la devolución del déficit (3.000 millones anuales) que mantengamos una factura de la luz bastante alta durante los próximos años y no será hasta esa fecha cuando veamos reducir la factura por mucha renovable que se instale.

Es cierto que las renovables ayudarán a bajar el precio del mercado mayorista, pero eso solo en un 30% de la factura total que pagamos. Hay que tenerlo muy en cuenta. La mayor parte de la factura son costes como las primas a las renovables, el pago del déficit, etc.

A partir de 2020, solo veremos que caerá levemente la partida de costes del sistema por el recorte de la CNMC a la distribución y transporte de electricidad y luego más adelante por la retribución de inversión de las renovables. Ojo que estas empresas distribuidoras y trasportista ya recibieron también su recorte en 2013 en la reforma de Soria. A pesar de ello, se notará muy poco en la factura final de cada consumidor.

Tras la aprobación del RDL ha salido todo el sector de las renovables a aplaudir a la ministra en funciones Teresa Ribera. Pero teniendo en cuenta todo, los consumidores seguirán abonando muchísimo dinero por estas inversiones mal planificadas por el PSOE en el decreto 661, error reconocido hasta por ellos mismos, por los propios socialistas que llegaron a afirmar que se les fue un poco de las manos. Estaban previsto unos 400 MW de fotovoltaica y se instalaron 4.000 MW.

Teniendo en cuenta que la retribución a las renovables bajará con el tiempo, no tanto por este RDL, sino por la mala previsión de precios, se podía haber recalculado la nueva tasa en base a la actual regulación y la bajada de la factura de la luz sería más notable para los consumidores españoles.

También dicen que esta norma al fin aporta seguridad jurídica al sector. Me entran ganas de reírme cuando leo estas cosas. ¿Acaso no saben que puede venir cualquier otro partido y revocar este RDL si llega al Gobierno en los próximos años? ¿No han aprendido la lección de lo sucedido? ¿Acaso el Tribunal Supremo no ha dejado claro que el recorte del PP era adecuado?

Si hay algo que dice la experiencia es que la política energética en España de los últimos 30 años, incluida la actual, se ha hecho en base a ideología y no teniendo en cuenta el porvenir de todos los consumidores. Siempre pagan los mismos, y el mayor esfuerzo lo hacen los consumidores, ténganlo claro.

Y para acabar un ejercicio de imaginación. ¿Se imaginan un Gobierno del PP manteniendo la retribución a las eléctricas en el 7% y una CNMC recortando la de las renovables al 5,8%? ¿Qué se hubiera dicho?

Espero que con este artículo logremos entre todos frenar el bulo de que no existe tal subida de la luz como algunos nos quieren hacer creer. Y a podemos rezar para que los inversores extranjeros decidan retirar las demandas. Es el único salvavidas que nos queda. STOPBULOS