Volkswagen también se lleva a ensamblar el modelo eléctrico ID.3 a su fábrica de Dresde (Alemania) en 2020

Volkswagen también producirá el ID.3 en su factoría de cristal (Gläserne Manufaktur) de Dresde (Alemania) desde el otoño 2020, según ha anunciado el responsable de Recursos Humanos de la compañía, Gunnar Killian.

Killian destacó, en una reunión de trabajo en Dresde, que con la llegada del eléctrico a la planta, Volkswagen establece una base «sólida» de cara al futuro en dicha instalación y que, por tanto, el empleo se mantendrá «estable».

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Volkswagen Sachsen, Jens Rothe, subrayó que la «incertidumbre» que produjo el final de la producción del Phaeton se «ha terminado». «El montaje temporal del e-Golf significa que el equipo de Dresde está bien preparado para el futuro de la movilidad eléctrica», indicó.

De este modo, después de Zwickau, la Gläserne Manufaktur se convierte en la segunda factoría alemana de la empresa adaptada a la plataforma modular eléctrica MEB. También podrá acoger la producción de otros modelos de la familia ID en el futuro.

«El montaje del ID.3 desde el otoño de 2020 es una muy buena noticia para el equipo. Hemos salvaguardado el empleo a largo plazo», apuntó el presidente de comité de empresa de la factoría, Thomas Aehlig.

Volkswagen inició la producción en serie del ID.3 en Zwickau el pasado 4 de noviembre. La transformación de la planta de un centro de fabricación de vehículos de combustión a uno de producción de eléctricos comenzó en 2018 y culminará en 2020, con una inversión total de 1.200 millones.

En Zwickau, con una plantilla de unos 8.000 trabajadores, el grupo Volkswagen producirá, desde 2021, hasta seis modelos basados en la plataforma modular eléctrica MEB de las marcas Volkswagen, Audi y Seat. La capacidad de producción aumentará de 300.000 a 330.000 unidades al año.

La corporación con sede en Wolfsburg prevé producir vehículos electrificados, además de en Alemania, en Mladá Boleslav (República Checa), Chattanooga (Estados Unidos), Foshan y Anting (China).

El grupo Volkswagen ha aprobado un plan de inversiones en las áreas de hibridación, movilidad eléctrica y digitalización por importe de alrededor de 60.000 millones de euros en el período comprendido entre 2020 y 2024. Tan solo a movilidad eléctrica destinará 33.000 millones.

En el marco de este programa, la corporación con sede en Wolfsburg prevé que solo en movilidad eléctrica se concentre una inversión de 33.000 millones de euros durante el período comprendido entre los años 2020 y 2024.