Acuerdo energético PSOE-Unidas Podemos: reforma del mercado eléctrico, fin de los ‘windfall profits’ y reducción del término de potencia

Por fin se conocen los detalles del acuerdo del gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, si finalmente cuentan con el apoyo de ERC y pueden alcanzar La Moncloa. En su capítulo 3, se incluye una reforma sustancial del sector eléctrico, de la movilidad y de otros sectores a los que les afecta la transición energética.

Tal y como se recoge en el documento firmado por ambos partidos ‘Coalición Progresista: Un nuevo acuerdo para España, su intención es aprobar la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, cuyo objetivo será alcanzar en 2050 una generación de electricidad con origen 100% renovable, y entre el 85% y el 95% en 2040.

También se proponen aprobar el PNIEC, aunque sea una obligación de Bruselas, pero en ese apartado incluyen la elaboración de un Plan de Reforma del Sistema Eléctrico para que se consigan unos precios asequibles para el consumidor y las empresas.

Uno de los puntos más novedosos es el anuncio de la reforma del sistema eléctrico, para que la reducción del coste de las renovables se traslade al precio de la electricidad, que cuenten con una rentabilidad adecuada y además, por otro lado, también se puedan desarrollar. En esa reforma, las subastas, tal y como se ha venido diciendo en los últimos meses, tendrán como criterio fundamental el coste de generación de cada tecnología y se abre la puerta a la participación de entidades locales, ciudadanas o cooperativas.

Los ‘windfall profits’, o beneficios caídos del cielo, un tema muy criticado por los sectores más progresistas hacia las tecnologías nuclear y gran hidráulica, podrían tener sus días contados. Según este documento, realizarán «los cambios normativos necesarios en relación con el funcionamiento del mercado eléctrico para acabar con la sobrerretribución (conocida como “beneficios caídos del cielo”) que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías que fueron instaladas en un marco regulatorio diferente, anterior a la liberalización y que han recuperado sobradamente sus costes de inversión».

También pretenden revisar los pagos por capacidad, en referencia a los ciclos combinados, para «que se limiten a medidas condicionales, transitorias, sin distorsiones, de último recurso y de acuerdo con el cumplimiento de los objetivos de reducción del precio de la electricidad».

Todos estos ajustes podrían ayudar al objetivo de «reducir el porcentaje que representa el término de potencia«, aunque el documento señala que «el término variable de la componente regulada sea incremental en función de la energía consumida, de forma que el coste a pagar por las personas consumidoras por los primeros kWh sea inferior a los siguientes, incentivando la eficiencia energética».

Por último, el autoconsumo volverá a reformarse para que los trámites administrativos y técnicos del autoconsumo compartido se simplifiquen y se autoconsuma sin cargos, además incluyen la aprobación del reglamento de la compensación de los excedentes a la red, aunque el gobierno en funciones ya ha anunciado que a principios de este año estará en marcha.

Los autoconsumidores podrán comenzar a vender sus excedentes a partir de enero

En otros apartados del acuerdo se incluye a la industria, donde se vuelve a hablar del esperado Estatuto del Consumidor Electrointensivo del que dicen que «completaremos la aprobación del Estatuto del consumidor electrointensivo, con el objetivo de potenciar la competitividad y la eficiencia de las empresas con altos costes energéticos, a través de compensaciones y exenciones de pago a cambio de que éstas mejoren su eficiencia energética y que mantengan y generen empleo.»

Y en materia de eficiencia energética en edificios, el Green New Deal entre PSOE y Unidas Podemos incluye «un Plan de Vivienda Sostenible (desde el punto de vista energético, ecológico y social) ligado a la Estrategia de Rehabilitación de Edificios a Largo Plazo».

Finalmente, se aborda todo un conjunto de medidas para desarrollar la movilidad sostenible:

PSOE y Podemos darán ayudas al vehículo eléctrico y promoverán la instalación de puntos de recarga