El 82% de los europeos creen que el cambio climático les obligará a cambiar de país de residencia, según el BEI

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha realizado una encuesta que revela que el 82% de los europeos creen que el cambio climático les obligará a abandonar su país de residencia para escapar de las condiciones climáticas «extremas», según informa este organismo.

Este estudio es la segunda edición que el BEI realiza esta encuesta climática. Además, el 24% reconoce que tiene previsto mudarse a otro país debido al cambio climático. Estas cifras son superiores entre las generaciones más jóvenes, donde el 41% está considerando seriamente mudarse al extranjero. Concretamente, el 51% de los jóvenes españoles reafirman esta decisión.

De hecho, BEI asegira que existe una diferencia geográfica entre los países del sur y el norte de Europa. Mientras que países como España o Italia destacan el desempleo como su mayor problema, 72% y 69%, respectivamente, los países del norte como Dinamarca, Alemania o Austria ven la crisis climática como la mayor amenaza.

Sin embargo, en relación con los impactos sufridos, los países mediterráneos afirman sentir una mayor percepción, Italia (94%) y España (87%), respecto a Dinamarca (63%) y Suecia (66%).

No obstante, la sociedad europea se sitúa por debajo de los chinos cuando se trata de combatir el cambio climático, ya que el 80 por ciento de la población china considera posible revertir el cambio climático mientras que los europeos solo el 59% lo creen posible, y en último lugar, se sitúan los americanos con un 54 por ciento.

Por último, los resultados de la encuesta confirman que el temor al cambio climático es compartido en Europa: el 47 por ciento lo clasifica como el mayor desafío en sus vidas por delante del acceso a servicios de salud y desempleo (39%). Los estadounidenses clasifican el cambio climático (39%) detrás del acceso a servicios de salud (45%) y el 73 por ciento de los chinos piensan que el cambio climático es el mayor desafío al que se enfrenta la sociedad, por delante del acceso a servicios de salud (47%) y crisis financiera (33%).