El autoconsumo prolifera en el País Vasco a base de ayudas

Los proyectos de autoconsumo fotovoltaico han aumentado de 17 a 276 en dos años en Euskadi, según los datos del Ente vasco de la Energía (EVE), que concede las ayudas para instalar los paneles solares.

El EVE ha hecho público este lunes el balance de sus ayudas, que suman 15 millones para actuaciones encaminadas a reducir el consumo de energía, lo que incluye también el plan Renove de vehículos.

En total han sido 3.598 solicitudes aprobadas, entre las que destaca el notable aumento de los proyectos en materia de renovables, especialmente los referidos al autoconsumo.

Se han instalado 7,8 megawatios repartidos en 276 proyectos, en su práctica totalidad en instalaciones solares fotovoltaicas de autoconsumo.

Tan solo hace dos años este tipo de proyecto no superaba 0,15 MW instalados en 17 proyectos, lo que muestra el interés por este tipo de instalaciones.

En cuanto a las instalaciones de biomasa y geotermia, se reparten al 50% los 6,6 MW térmicos instalados, en una senda similar a ejercicios anteriores.

En industria y movilidad, se han gestionado tres programas de ayuda a la movilidad eficiente, a los que se han destinado 8,2 millones de ayuda con el objetivo de contener el consumo de combustibles en este sector.

Uno de los programas fue el Renove de Vehículos, que en dos meses sustituyó 2.411 vehículos antiguos por otros de alta eficiencia (Clase energética A).

Asimismo, el MOVES de Euskadi ha apoyado 235 actuaciones diferentes, 123 referidas a la instalación de puntos de recarga y 112 a vehículos, un 95% de los cuales son eléctricos.

También ha habido otra ayuda de 653.000 euros destinada principalmente a la mejora en la iluminación pública.

El conjunto del programa de ayudas ha contribuido a la reducción del consumo de energía en los diferentes sectores en 29.658 tep/año (toneladas equivalentes de petróleo), o lo que es lo mismo, el 0,6% del consumo final de energía en Euskadi a lo largo de un año.