General Motors y LG invertirán más de 2.000 millones de euros en una gigafactoría de baterías en EEUU

General Motors y LG Chem invertirán más de 2.300 millones de dólares (2.072 millones de euros) en una ‘joint venture’ participada al 50% para la fabricación de baterías.

La factoría, cuya inauguración está prevista para mediados de 2020, se situaría en Lordstown, en el estado de Ohio (Estados Unidos), y se crearán 1.100 empleos. Cada compañía aportará 1.150 millones de dólares (1.035 millones de euros), según informó el consorcio norteamericano en un comunicado.

Se espera que los trabajadores de la planta estén representados por el sindicato United Auto Workers (UAW) y tengan un salario de entre 15 y 17 dólares por hora (entre 13,5 y 15,3 euros).

Además, el acuerdo también incluye la colaboración para el desarrollo y la producción de tecnologías avanzadas de baterías, con el objetivo de reducir los costes de fabricación.

«La combinación de nuestra experiencia en fabricación con la tecnología líder de celdas de batería de LG Chem, ayudará a acelerar nuestra búsqueda de un futuro totalmente eléctrico», señaló la presidenta y consejera delegada de General Motors, Mary Barra.

TOYOTA Y PANASONIC

A principios de año, las japonesas Toyota y Panasonic también anunciaron la constitución de una empresa conjunta que se dedicará al negocio de baterías prismáticas.

A través de este acuerdo, formarán una ‘joint venture’ a finales de 2020, que estará participada en un 51% por el fabricante de vehículos y en un 49% por la firma de tecnología y de baterías.

Los objetivos principales de esta cooperación serán la investigación, desarrollo, producción, ingeniería, suministro, recepción de pedidos y gestión de todo lo vinculado con el negocio de baterías prismáticas de ión-litio para vehículos, así como en lo referente a baterías sólidas y a la futura generación de estos componentes.