La china Goldwind pone sus ojos en el mercado eólico español: se interesa por el proyecto del Puerto de Valencia

La china Goldwind quiere conquistar España. El fabricante de aerogeneradores, segundo en el ranking mundial, ha puesto los ojos en el mercado eólico español. Goldwind ha mostrado su interés por el plan eólico que está desarrollando la Autoridad Portuaria de Valencia (APV). Así lo ha manifestado Tony Pan, vicepresidente de la compañía, en un encuentro mantenido con el presidente de la APV, Aurelio Martínez, durante la visita de este último a Shanghai para la celebración de la feria China International Import Expo 2019.

Durante el encuentro, al que también asistieron Jin Zhenwei, y Harvey, vicedirector y director de la división marítima de Goldwind. Los asistentes a la reunión manifestaron su conocimiento de los planes de Valenciaport de incorporar energía eólica en sus instalaciones y mostraron su interés por presentarse al concurso público que tiene previsto lanzar la APV para la instalación de aerogeneradores en el puerto de Valencia.

Por su parte, el presidente de la APV les trasladó que Valenciaport quiere activar su plan eólico en cuanto obtenga las autorizaciones administrativas necesarias y está interesado en que el mayor número de empresas posibles presenten sus ofertas cuando salga a licitación el proyecto. Asimismo, Aurelio Martínez explicó que, hasta el momento, Valenciaport ha instalado un medidor que, durante un año, captará datos sobre dirección y velocidad de los vientos, para poder conocer en detalle las características técnicas que deben tener los aerogeneradores que se instalen y la mejor ubicación para estos.

Hasta la fecha, Goldwind ha instalado una capacidad total de 50 GW de energía eólica en todo el mundo. La compañía dispone de 31.000 turbinas eólicas operativas en 24 países de los cinco continentes y dispone de experiencia en la instalación de aerogeneradores en puertos de todo el mundo, entre ellos, el puerto de Hamburgo. Goldwind cuenta con 8.000 trabajadores, de los cuales 2.000 son ingenieros.

 

Valenciaport se ha marcado como objetivo alcanzar la autosuficiencia energética entre 2025 y 2030. Para ello, se van a acometer inversiones para impulsar las energías renovables provenientes del hidrógeno, fotovoltaica y eólica. En concreto, la APV tiene previsto presentar a Conselleria un proyecto para la instalación de una planta eólica que generaría en una primera fase entre 12 y 16 MW. Con un coste estimado de entre 13 y 18 millones de euros, la instalación tendría una producción anual de 27.000 MWh en su primera fase.

En el caso de la energía solar fotovoltaica, está previsto licitar una instalación de cerca de 800 kWh de energía solar en el puerto de Valencia con un coste estimado de cerca de 600.000 euros.

Asimismo, proyectos como el H2PORTS han permitido demostrar la viabilidad del uso del hidrógeno en instalaciones portuarias, concretamente en las terminales de contenedores de MSC y Grimaldi del puerto de Valencia. Una reach stacker de carga/descarga y transporte de contenedores y una cabeza tractora de terminal para operaciones ro-ro serán las primeras máquinas propulsadas por pilas de hidrógeno que operarán en condiciones reales en el enclave valenciano. La iniciativa está promovida por el Puerto de Valencia y se enmarca dentro de su plan estratégico de desarrollo de energías renovables.