Mitsubishi Outlander PHEV: lo mejor de un eléctrico con todas las ventajas de un híbrido

La tecnología PHEV (híbrido enchufable) es la única que ofrece hoy por hoy todas las ventajas que da un coche eléctrico así como lo mejor que poseen los vehículos híbridos. Y en ese mercado es el Mitsubishi Outlander PHEV el que destaca sobremanera frente al resto de competidores. Por eso es el híbrido enchufable más vendido en el mercado.

El Outlander PHEV es un SUV distinto, prácticamente único. Posee lo mejor de un coche eléctrico. Sus baterías tienen una capacidad mucho mayor que cualquier híbrido del mercado. Tiene 54 kilómetros de autonomía con el sistema eléctrico, lo que lo hace perfecto para el día a día del usuario. Puedes llevar a los niños al colegio y acudir al trabajo en modo eléctrico, lo que eso significa en ahorro de gastos de combustible y en reducción de emisiones. La contribución medioambiental es enorme en estos casos.

Es por ello, que la DGT le otorga la Etiqueta de Cero Emisiones con la que el usuario tiene bastantes ventajas respecto a otros conductores. Con el Outlander PHEV puedes entrar en las Zonas de Bajas Emisiones de las ciudades sin restricción alguna, tienes aparcamiento en las Zonas SER gratuito (por ejemplo, en el caso de Madrid), algo que no sucede con los híbridos convencionales.

2019 Mitsubishi Outlander PHEV.

Además de esto tienen acceso libre ilimitado a las APR (zonas de prioridad residencial restringidas al tráfico), Bus VAO, y hasta peajes gratuitos en algunas comunidades.

Otra de las cosas que se nota cuando te pones al volante de un Outlander PHEV es la conducción. Al tener dos motores eléctricos, uno en cada eje, tanto la respuesta del SUV de Mitsubishi como el refinamiento no tiene nada que ver con otros vehículos híbridos.

Pero, ¿qué pasa si se supera la autonomía de las baterías eléctricas? Tranquilo, no se va a quedar tirado en la carretera. Puede continuar con su aventura con el Outlander PHEV. Es el momento en el que se pone en modo híbrido y puede realizar viajes de gran distancia, algo que con la mayoría de eléctricos no puede hacerlo.

Su consumo en este modo es como el del resto de competidores con una potencia similar. Su tamaño hace que necesite una gran potencia, pero gracias a sus baterías de mayor tamaño y la mayor capacidad de sus dos motores eléctricos la conducción tiene numerosas ventajas: tracción eléctrica permanente a las 4 ruedas, más seguridad, más suavidad, más respuesta, menos ruido…

Lo mejor de un eléctrico con las ventajas de un híbrido. Mejor imposible. O sí. Su precio. El Mitsubishi Outlander PHEV parte de los 34.350 euros en acabado Motion (incluido el descuento de marca y el descuento de financiación), con un completísimo equipamiento que incluye, entre otras muchas cosas: asistencia en pendiente, conectividad SDA, llantas aleación de 18”, sistemas de ángulo muerto (BSW) y detección de tráfico trasero (RCTA), freno de mano eléctrico, acceso y arranque sin llave, cámara trasera, retrovisor fotosensible…

Además, ofrece una garantía de cinco años o 100.000 km y de ocho años o 160.000 km para el conjunto de las baterías, lo que supone una de las garantías más amplias y completas del mercado.

Ahora, y como decían en los anuncios antiguos. Busque, compare y ya verá que el Outlander PHEV es lo que necesita.