Rolls-Royce prevé lanzar sus mini reactores nucleares para 2029

La firma británica Rolls-Royce está trabajando en un consorcio junto a otras empresas en un nuevo modelo de mini reactor nuclear y asegura que podría tenerlo listo para 2029, según informa la cadena BBC.

UK Research and Innovation (UKRI) ha confirmado que ha proporcionado fondos iniciales para el consorcio de empresas que diseñan un nuevo tipo de estación de energía nuclear en el Reino Unido.

La inversión conjunta inicial de 18 millones de libras de UKRI será igualada por firmas de la industria de la construcción y la fabricación de ingeniería civil y nuclear, que han estado trabajando en el diseño preliminar durante cuatro años.

La central eléctrica o pequeño reactor modular (SMR en inglés) tiene un diseño compacto, cuyos componentes se fabrican en secciones en fábricas regionales del Reino Unido, antes de ser transportados a los sitios nucleares existentes para un montaje rápido dentro de un dosel resistente a la intemperie. Esto reduce los costos al evitar las interrupciones climáticas y asegura ahorros de eficiencia graduales mediante el uso de procesos de fabricación optimizados y estandarizados para sus componentes.

Los socios del consorcio son Assystem, BAM Nuttall, Laing O’Rourke, National Nuclear Laboratory (NNL), Rolls-Royce, Atkins, Wood, The Welding Institute (TWI) y Nuclear AMRC.

El costo objetivo para cada estación es de 1.800 millones para cuando se hayan construido cinco, con posibles ahorros adicionales. Cada estación de energía podrá operar durante 60 años y proporcionar 440MW de electricidad, que es suficiente para alimentar una ciudad del tamaño de Leeds.

Para 2050, un programa completo del Reino Unido de hasta 16 de estas centrales podría crear:

  • Hasta 40.000 empleos
  • 52.000 millones de libras de valor para la economía del Reino Unido
  • y unos 250.000 millones de libras en exportaciones

Paul Stein, Director de Tecnología de Rolls-Royce, que lidera el consorcio, dijo: “Hacer frente al cambio climático requiere la colaboración entre las industrias y los gobiernos para encontrar formas efectivas, asequibles y sostenibles de alcanzar el cero neto para 2050.

“El trabajo del consorcio con el Gobierno muestra que se están tomando medidas para descarbonizar nuestra economía y satisfacer las necesidades de energía vitales y crecientes de nuestra sociedad. Este es un paso muy positivo hacia la próxima fase del programa «.