El sector solar del Reino Unido registra su peor año desde 2010 al conectar solo 233 MW el año pasado

El Reino Unido puso en línea 233,4 MW de nueva capacidad solar fotovoltaica (PV) en 2019, lo que llevó las instalaciones acumuladas del país a 13.356 MW, según muestran las estadísticas del Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial del Reino Unido (BEIS).

La industria solar instaló 60 MW menos de nueva capacidad solar que en 2018, lo que convirtió a 2019 en el peor año de la industria desde 2010. Esto, según indicó el gobierno en su informe, es el resultado del cierre del grifo de los subsidios (esquema de soporte FiT) en marzo de 2019.

El año pasado, el mercado de sistemas pequeños de hasta 4 kW de tamaño se expandió en 91,7 MW, mientras que el de instalaciones de entre 4 kW y 10 kW aumentó en solo 32,4 MW. Alrededor de 67,1 MW de plantas fotovoltaicas de 10 kW-50 kW se pusieron en servicio en 2019, mientras que solo 0,3 MW entraron en funcionamiento en la categoría de 50 kW-5 MW. El BEIS informó que 7,2 MW se pusieron en línea en la categoría de capacidad de 5 MW-25 MW y 34,.7 MW de las nuevas instalaciones fueron plantas de más de 25 MW.

A finales de 2019, el Reino Unido tenía 13.356 MW de capacidad fotovoltaica solar conectada a la red, proveniente de un millón de instalaciones, en comparación con los 13.122 MW que había a finales de 2018. La mayor parte de esta capacidad proviene de parques solares de entre 5 MW y 25 MW, o 4.399 MW. Las centrales eléctricas en la categoría de 50 kW-50 MW fueron las siguientes con 3.525 MW instalados. Los sistemas a pequeña escala de hasta 4 kW contribuyeron con 2.699 MW.

Tras la publicación de los datos, la Asociación de Comercio Solar del Reino Unido dijo que las estadísticas de BEIS se basan en conjuntos de datos incompletos. Explicó que los datos proporcionados no «recogen con precisión» los sistemas fotovoltaicos de más de 50 kW, ya que la categoría de 50 kW-5 MW no se actualizó desde marzo de 2019, y añadió que el año pasado se conectaron varias instalaciones de más de 25 MW, mientras que BEIS reportó solo una planta de 34,7 MW.

«Pintan una imagen de un mercado estancado, cuando de hecho la energía solar en el Reino Unido es estable y se está recuperando después de un par de años difíciles», dijo el CEO de la asociación, Chris Hewett. Según él, la industria «continúa cobrando impulso en la era de los subsidios» y esto genera expectativas para un importante despliegue de proyectos solares en los próximos años.