Emiratos otorga la licencia para operar la primera planta nuclear en el mundo árabe

La Autoridad Federal de Regulación Nuclear (FANR) de Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha anunciado que ha otorgado a la Compañía Energética Nawah la licencia para operar la planta nuclear de Barakah, la primera del país y del mundo árabe.

«Hoy marcamos un nuevo capítulo en nuestro viaje para el desarrollo de la energía nuclear pacífica con la emisión de la licencia de operación para la primera planta de Barakah», dijo a través de su cuenta de Twitter el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed.

«Mientras nos preparamos para los próximos 50 años para salvaguardar nuestras necesidades, nuestra mayor fortaleza es el talento nacional», apuntó el príncipe heredero.

La agencia estatal WAM informó de que la FANR otorgó una licencia de 60 años a la compañía Nawah, filial de la Corporación de Energía Nuclear de Emiratos (ENEC) y encargada de las operaciones de la planta, para operar la Unidad 1 de Barakah, ubicada en la localidad de Al Dafra, en Abu Dabi.

La licencia fue solicitada en 2015 y finalmente otorgada hoy después de que el organismo de regulación nuclear emiratí culminara un proceso de revisión que incluyó una «evaluación exhaustiva» de la solicitud, así como «una exigente supervisión e inspecciones», de acuerdo con la agencia estatal.

A finales de enero, la ENEC y Nawah anunciaron que la primera unidad de la planta Barakah estaba lista para operar, después de que el pasado noviembre un equipo internacional de expertos evaluase diferentes aspectos de seguridad.

Se espera que planta empiece a producir en los próximos meses.

«El anuncio de hoy es otro hito para Emiratos, que culmina los esfuerzos de 12 años hacia el desarrollo del Programa de Energía Nuclear de EAU», dijo el representante permanente del país para la Agencia Internacional de Energía Atómica y vicepresidente de la FANR Hamad al Kaabi, en declaraciones recogidas por WAM.

ENEC está construyendo cuatro reactores nucleares en Barakah, cuyas obras comenzaron en 2013 y que, una vez en marcha con todas sus unidades, producirá unos 5,6 GW de electricidad.

Emiratos está tratando de diversificar sus fuentes de energía para reducir la dependencia del petróleo y el gas, centrándose en energías limpias.

Según datos oficiales, el país genera la mayor parte de su electricidad (110.000 millones de KW-hora en 2013) a partir del gas natural y se marcó como objetivo rebajar la tasa de producción a través del gas del 98 % en 2012 al 76 % en 2021.