Extremadura autoriza a Acciona Energía para construir un parque fotovoltaico flotante en el embalse de Sierra Brava

La Junta de Extremadura ha concedido la autorización administrativa previa al proyecto fotovoltaico flotante en el embalse de Sierra Brava, ubicado entre los municipios cacereños de Alcollarín y Zorita, que contará con 3.000 módulos fotovoltaicos sobre el agua y 1,125 MWp de potencia instalada.

Con un presupuesto que supera los 1,5 millones de euros, la empresa especializada en sostenibles Acciona Energía pretende instalar una planta fotovoltaica sobre las aguas del embalse así como la infraestructura de evacuación de energía eléctrica asociado, ha publicado el Diario Oficial de Extremadura (DOE).

Esta iniciativa, que cuenta con precedentes en la región como el proyecto desarrollado por la Comunidad de Regantes de Mérida en el Canal de Lobón, tendrá una potencia instalada de 1,125 MWp y 990kW de potencia nominal, compuesta por 3000 módulos fotovoltaicos de 375 Wp montados sobre cinco sistemas independientes de flotación que se conectarán a tres inversores cada uno.

Cada uno de los sistemas de flotación, acoge un sistema de generación de energía que está formado por 600 módulos fotovoltáicos, agrupados en 30 series de 20 módulos cada una.

Según publica el DOE, durante el trámite de información pública del proyecto, se recibieron alegaciones por parte de la Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura (ADENEX) que fueron contestadas por el promotor de la instalación y por la Dirección General de Industria, Energía y Minas tras realizar las «oportunas» valoraciones al respecto.