Galán (Iberdrola) percibió 10,43 millones en 2019 con el bonus en acciones, un 9,8% más

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, recibió una retribución de 10,432 millones de euros en 2019, incluyendo la remuneración en acciones correspondiente al bono estratégico 2014-2016, lo que supone un 9,8% más que el importe percibido en 2018, según consta en el Informe anual sobre remuneraciones del consejo de administración que la compañía ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta retribución total, 6,231 millones de euros corresponden a su salario, en línea con el del año pasado. De esta cantidad, 3,25 millones de euros son en concepto de retribución variable anual.

Además, en 2019 se ha llevado a cabo la tercera y última entrega de acciones del Bono Estratégico 2014-2016, aprobado por la junta general de accionistas de Iberdrola del año 2014.

Con arreglo al grado de cumplimiento de los parámetros establecidos para este incentivo, Galán ha recibido en 2019 un total de 510.596 acciones con un precio de 7,64 euros por acción, con lo que su valor es de 3,889 millones de euros.

A la retribución de Galán como presidente de Iberdrola se han añadido en 2019 las remuneraciones recibidas como presidente de los consejos de administración de las filiales estadounidense y brasileña, Avangrid y Neoenergia, respectivamente. El importe de estos dos conceptos suma 302.000 euros.

Por su parte, la retribución en su conjunto del consejo de administración de la energética en 2019 ascendió a 18,186 millones de euros -incluyendo también la tercera entrega de acciones del bono estratégico 2014-2016-, lo que representa un 8,17% más frente a los 16,7 millones de euros del pasado ejercicio.

El Consejo congela sus retribuciones fijas para 2020

Para el ejercicio 2020, el órgano rector de la compañía ha acordado, por unanimidad y a propuesta de la Comisión de Retribuciones, mantener las retribuciones fijas por pertenencia al consejo de administración y las cantidades en concepto de prima por asistencia a las reuniones. Estas cantidades llevan congeladas desde el año 2008.

Asimismo, el máximo órgano de gestión del grupo ha acordado mantener para este año la retribución fija por el desempeño de sus funciones ejecutivas del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y del director general de los Negocios, Francisco Martínez Córcoles.

Beneficio récord de 3.406 millones en 2019

En 2019, Iberdrola logró un beneficio neto recórd de 3.406,3 millones de euros en 2019, con un incremento del 13% respecto al ejercicio anterior.

La buena evolución de la compañía ha tenido su reflejo en la rentabilidad total para el accionista (RTA), que durante 2019 alcanzó el 37% y en lo que va de año asciende ya al 24,4%.

Además, el consejo de administración de Iberdrola propondrá a su Junta General de Accionistas, convocada para el próximo 2 de abril, la aprobación de un dividendo complementario por importe de 0,232 euros
brutos por acción, que se abonaría en el mes de julio.

La suma de esta cantidad más el dividendo a cuenta ya abonado el pasado 5 de febrero dan como resultado una remuneración total al accionista con cargo a 2019 de 0,40 euros brutos por acción, un 14% más que en el ejercicio anterior. Esto supone alcanzar con tres años de antelación el suelo de dividendo fijado inicialmente para 2022.