Espaldarazo de Endesa a pymes y autónomos con la actividad parada por el COVID19: podrán bajar la potencia contratada durante el estado de alarma y beneficiarse en la factura

Endesa vuelve a adelantarse y dará un espaldarazo al conjunto de empresas, sobre todo pymes y autónomos, que han visto afectada su actividad por la crisis del coronavirus.

Según ha podido saber El Periódico de la Energía, la distribuidora de Endesa, E-Distribución, ha decidido que única y exclusivamente durante la situación de estado de alarma, y por ser unas circunstancias extraordinarias, «se permita a los consumidores disminuir su potencia contratada o sus modos de aplicación de otros complementos aunque no hayan transcurrido los 12 meses desde el último cambio técnico realizado».

Se trata de una medida excepcional, única en el mercado hasta ahora, y que ayudará a aquellos negocios que se han visto afectados por la crisis del coronavirus. Si has tenido que cerrar tu negocio por estas circunstancias, o lo que sea, podrás bajar la potencia contratada, y posteriormente repuesta a la que tiene actualmente cuando regrese a la actividad.

De esa forma, los consumidores se verán beneficiados en sus facturas de la luz, en el término de potencia ya que ahora lo podrán bajar hasta el mínimo o dependiendo de lo que tengan enchufado en sus negocios, etc.

Endesa está viendo como poder llevar a cabo ello, por eso pide a los consumidores algo de paciencia ya que se prevén muchas peticiones y se comprometen a hacerlo de la forma más rápida, teniendo en cuentas que existen circunstancias a la hora de realizar traslados, etc.

La distribuidora E-Distribución trabaja en los siguientes territorios españoles: Cataluña, Aragón, Andalucía, Baleares, Canarias en exclusividad, más parte de las provincias de Badajoz, Soria y León.

Recomendaciones

Dado que por ahora no se pueden bajar todos los periodos sin perder los derechos de acceso, la mejor manera de poder beneficiarse de ello es de la siguiente manera:

Esta mediada es efectiva para suministros 3.0A, 3.1A y 6.1A donde se debe de bajar las potencias de los periodos caros y dejar la potencia del periodo 3-periodo 6 en la máxima potencia que tenga contratada el cliente en cualquiera de los periodos. De esta forma, no se pierden los derechos.

Es importante también acordar con el cliente la potencia mínima que va a necesitar por si tiene cámaras frigoríficas o cualquier otro actuador que tenga que estar conectado y consumiendo.

Además, para que sea efectivo, habría que firmar dos hojas de solicitud de ajuste de potencia:

  1. Una con la bajada a las potencias
  2. Otra con las potencias actuales, sin fecha de tramitación que se deberá de mandar a la comercializadora cuando el cliente tenga previsto abrir de nuevo el negocio. (Tenéis que tener en cuenta que la aplicación de los ajustes no es inmediata y depende de la disponibilidad de los operarios de la distribuidora, mandar los ajustes con 48 horas de antelación al inicio de la actividad como mínimo. Lo recomendable es mandarlo con la máxima antelación, en cuanto se sepa la fecha exacta de reinicio de la actividad).