La industria de equipos para Transporte y Distribución de Electricidad reclama cumplir el Paquete de Invierno

AFBEL, la asociación española de fabricantes de bienes de equipo eléctrico, y su homóloga europea T&D Europe, acogen con satisfacción la iniciativa de la Comisión Europea para el desarrollo y la aplicación de un Pacto Verde Europeo y están dispuestas a colaborar con el Gobierno y las Instituciones Europeas en la concreción de dicho Pacto.

Las redes eléctricas son la columna vertebral del sistema de energía europeo como recurso esencial y como infraestructura crítica. La transición energética hacia un suministro de energía libre de emisiones de carbono requiere de soluciones nuevas e inteligentes para gestionar la generación renovable, un coste barato de la energía y garantizando la seguridad del suministro.

Según Guillermo Amann, presidente de AFBEL y vicepresidente de T&D, “se debe preparar la red europea de transporte y distribución eléctrica para el futuro garantizando la calidad del servicio y el suministro en todas las circunstancias. El pacto Verde Europeo puede ayudar a lograr este reto al centrarse en tres pilares: cumplir los ambiciosos objetivos climáticos y energéticos, promover el liderazgo tecnológico europeo e impulsar las inversiones en las redes eléctricas europeas”.

Por otra parte, se ha dado un gran paso con la aprobación del Paquete de Invierno cuyas directivas respaldan una mejor integración de la energía renovable distribuida. Para ello, se necesita una mejor infraestructura de red con soluciones que permitan que la respuesta a la demanda se ajuste a las condiciones de la generación renovable. Además, se debe establecer un instrumento de mercado satisfactorio que recompense la flexibilidad del sistema eléctrico y que garantice un ajuste adecuado entre la inversión y la optimización energética.

“El sector de la tecnología de red debe ser estratégico ya que contribuirá a fortalecer el liderazgo tecnológico y la competitividad de Europa”, continua Amann. “Para realizar esta transformación será esencial desarrollar ambiciosos estándares de economía circular y de eficiencia energética”. El Pacto Verde europeo puede ayudar a abordar este reto apoyando un despliegue industrial a gran escala que fortalecerá la innovación y el empleo en Europa a través de nuevas capacidades productivas para trabajadores altamente cualificados en el marco de una nueva estrategia energética.

El pacto Verde Europeo debe de impulsar una iniciativa emblemática para Infraestructuras de Energía, que incluya planes concretos para desbloquear las inversiones necesarias y desplegar la digitalización y la innovación en la red si Europa desea convertirse en el primer continente de carbono neutro del mundo.

Los 10 puntos clave para la modernización de las redes eléctricas

  1. Rápida y correcta implantación y aplicación del Paquete de Energía Limpia en los Estados Miembro.
  2. Considerar el marco de inversión para operadores de red eliminando el actual sesgo regulador de CAPEX y la transición a un enfoque TOTEX, para incentivar la adopción de tecnologías y soluciones ecológicas para contribuir a una operación rentable de la red.
  3. Proporcionar a los operadores la certidumbre regulatoria de que las inversiones se pueden recuperar a través de la tarifa de la red y que la remuneración se mantendrá en un nivel predecible basado en el mercado.
  4. Modernizar el régimen de impuestos a la energía para acelerar el cambio hacia la descarbonización del consumo de electricidad y la mayor absorción de electricidad limpia en los sectores de uso final.
  5. Analizar y aplicar la mejor manera de transformar proyectos de demostración en despliegues a gran escala, permitiendo así a Europa convertir la innovación en empleo y liderazgo.
  6. Reforzar la aplicación de la vigilancia del mercado para garantizar que toda la tecnología de red en el mercado de la UE cumpla los criterios obligatorios de economía circular y eficiencia energética.
  7. Promover un entorno educativo que fomente la formación de mano de obra altamente cualificada en el campo de la ingeniería eléctrica y los sectores relacionados con las tecnologías verdes.
  8. Priorizar la inversión en infraestructura para modernizar y preparar las redes eléctricas de Europa en el futuro, entre otras cosas, a través de la inclusión en el Plan Nacional de Energía y Clima de planes claros de inversión y desarrollo para la red eléctrica.
  9. Hacer un seguimiento de las inversiones en redes de transporte y distribución como parte del estado anual de la Unión de Energía.
  10. Adoptar las reglas de la UE o internacionales de propiedad, protección, responsabilidad y transferencia de todos los tipos de datos (no solo contadores inteligentes) en mercados de energía y operación de la red.