La transformación del sector de automoción en España requiere una inversión de 54.000 millones

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) prevé que el empleo en el sector automovilístico aumente entre un 4% y un 7%, hasta casi 1,5 millones de puestos de trabajo en 2040, e incremente su facturación hasta los 310.000 millones de euros (desde los 210.000 millones actuales), gracias al nuevo ecosistema de la movilidad, en el que la fabricación de vehículos se acompañará de nuevos servicios de movilidad como la conducción compartida o autónoma y la gestión de datos o nuevos componentes software.

Según recoge el ‘Plan de la Automoción 2020-40. Liderando la movilidad sostenible’, realizado en colaboración con KPMG, que ha sido presentado este lunes por Anfac al Gobierno, la transformación del sector automovilístico supondrá un incremento de la aportación del sector al Producto Interior Bruto (PIB) entre un 7% y un 12% anual adicional, al igual que aumentará en la misma medida la recaudación fiscal.

«España debe no solo retener capacidad productiva sino atraer inversión nueva y generar empleo de calidad. Las adjudicaciones de 2025 se están decidiendo hoy y España está compitiendo con otros países y fábricas de nuestro entorno para conseguirlas. No tenemos el efecto sede y, por lo tanto, hemos de ser mucho más competitivos», ha subrayado el presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos.

Tal como ha explicado De los Mozos, unidos a lo sectores clásicos van a aparecer nuevos elementos, nuevos componentes como los cargadores y las baterías de los coches eléctricos, nuevo software y nuevas empresas de movilidad. «Estos sectores van a ser importantes y es clave que España atraiga estos sectores de inversión», ha destacado.

Para conseguir estos objetivos, Anfac ha señalado la importancia de generar mensajes positivos de certidumbre sobre el sector, por lo que el documento ha sido presentado al Ejecutivo en una reunión en la que han estado presentes el presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos, y la junta directiva de la asociación así como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

MEDIDAS A CORTO PLAZO

Entre las primeras medidas que el sector necesita a corto plazo, De los Mozos ha subrayado el refuerzo de una política industrial que apoye la inversión y la flexibilidad laboral, el apoyo «decidido» a la electromovilidad, una nueva fiscalidad para el automóvil acorde con el desarrollo esperado del sector y el fomento de la renovación del parque.

Todas ellas, a su vez, insertadas en un marco coherente a medio y largo plazo centrado en la innovación, descarbonización e inversión. «Queremos encarar esta transformación con determinación, para dar respuesta a las demandas sociales, contribuyendo a la consecución de una economía neutra en carbono y manteniendo nuestra competitividad como potencia industrial europea y mundial», ha afirmado el presidente de Anfac.

Para conseguir esta transformación, la asociación ha asegurado que es necesaria una inversión de hasta 54.000 millones de euros, de los cuales un 25% tendría que estar realizada por las fábricas y un 25% dedicada a las infraestructuras eléctricas.