Redexis mantiene su operativa en el suministro de gas a sus clientes en la lucha contra el Covid-19

Redexis continúa operando con total normalidad todas sus infraestructuras de gas tras decretarse el estado de alarma y haber puesto en marcha un completo protocolo de seguridad y contingencia ante la pandemia del Covid-19, informó la compañía.

El grupo señaló que sigue desarrollando «con normalidad su actividad diaria», garantizando el suministro de gas en todas las ciudades y municipios en los que opera y, especialmente, a todas aquellas infraestructuras del sector sanitario que resultan críticas en la lucha contra el avance de la pandemia, «teniendo estas actividades la condición de esenciales, en el marco de la normativa aprobada por el Gobierno».

Redexis suministra gas natural a cerca de 50 hospitales en toda España, entre los que se incluyen todos los hospitales públicos de la comunidad autónoma de Aragón y otros como el Hospital Can Misses en Ibiza, el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca en Murcia o el Hospital de Torrecárdenas, en Almería.

Además, la compañía indicó que trabaja estos días en la canalización de gas natural a más hospitales en distintas provincias, ejecutando las obras con todas las medidas de seguridad pertinentes para poder suministrar energía a estos centros «en un contexto de excepcionalidad y urgencia».

Asimismo, Redexis destacó que suministra gas a un amplio número de centros de salud y residencias de mayores en todo el territorio nacional, «infraestructuras críticas para afrontar la crisis sanitaria provocada por el avance de la pandemia».

La compañía ha creado un Comité de Crisis para coordinar y ejecutar todas sus actuaciones tanto internas como externas durante estas semanas.

NO REALIZARÁ CORTES DE SUMINISTRO DURANTE EL ESTADO DE ALARMA

Por otra parte, para contribuir a los esfuerzos para frenar el avance de la pandemia, Redexis no realizará cortes de suministro por impago durante la vigencia del estado de alarma.

Además, la compañía ha creado facilidades de soporte para sus proveedores y contratistas con el objetivo de ayudarles a seguir manteniendo su actividad en condiciones de seguridad y flexibilidad financiera.

Dirigido a estos segmentos, el grupo ha implementado medidas extraordinarias como el abono de desplazamientos, compra de material, adelanto de pagos para procesos de construcción, etc…, a efectos de aportarles liquidez y ajuste en los objetivos a su canal de instaladores.