Tubos Reunidos para su actividad y presentará ERTEs por causa organizativa y productiva

Tubos Reunidos está procediendo a una paralización ordenada de sus actividades y ha anunciado que presentará un ERTE, tanto en su planta de Trápaga (Vizcaya) como de Amurrio (Álava), por causas organizativas y productivas, según han informado fuentes de la empresa a Europa Press.

El grupo ya había decidido paralizar la actividad industrial de estas plantas de Trápaga y de Amurrio, tras la declaración del estado de alarma y de alerta sanitaria y presentó un ERTE, en ambos casos, por causas de fuerza mayor.

En la planta de Amurrio, el Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco rechazó el ERTE presentado al considerar que no constaba las razones de fuerza mayor alegadas por la dirección de la empresa para aplicar esta medida y, en el caso de Trápaga, no se ha dado a conocer la decisión.

Sin embargo, ahora, tras sendos acuerdos con los comités de empresas tanto de Amurrio como de Trápaga, se va presentar un ERTE para ambas plantas, pero por causas organizativas y productivas.

Además, las mismas fuentes han precisado que, en paralelo está actuando, tal y como indica el Real Decreto aprobado este domingo, a proceder de forma ordenada a la paralización de sus actividades, manteniendo la actividad «indispensable» como establece la mencionada normativa.