BP pierde 4.031 millones en el primer trimestre por el desplome del petróleo y el Covid-19

La petrolera británica BP registró pérdidas de 4.365 millones de dólares (4.031 millones de euros) en el primer trimestre de 2020, frente al beneficio neto atribuido de 2.934 millones de dólares (2.710 millones de euros) contabilizado en el mismo periodo del año anterior, como consecuencia del doble impacto negativo del desplome del precio del petróleo y la pandemia de Covid-19.

El beneficio subyacente de la petrolera británica ajustado por costes de reposición alcanzó en el primer trimestre los 791 millones de dólares (730 millones de euros), un 66,4% por debajo de los 2.358 millones de dólares (2.177 millones de euros) del mismo periodo de 2019.

«Los resultados reflejan los precios más bajos, la destrucción de la demanda en el segmento de refino y marketing (‘downstream’), particularmente en el mes de marzo, una menor estimación de resultado por parte de Rosneft y la menor contribución de la comercialización de petróleo», indicó la compañía.

No obstante, la petrolera británica mantiene el dividendo trimestral y abonará 0,105 dólares por acción ordinaria el próximo 19 de junio. Los ingresos de BP entre enero y marzo de 2020 sumaron 59.540 millones de dólares (54.990 millones de euros), un 11,7% por debajo de la cifra de negocio alcanzada un año antes por la compañía.

Por otro lado, BP anunció que al finalizar el primer trimestre contaba con unos 32.000 millones de dólares (29.541 millones de euros) de liquidez, incluyendo una nueva línea de crédito renovable de 10.000 millones de dólares (92.318 millones de euros).

Asimismo, la petrolera espera reducir sus costes de efectivo en 2.500 millones de dólares (2.308 millones de euros) para finales de 2021 en comparación con 2019 mediante medidas de ahorro en sus negocios, así como a través de una mayor digitalización e integración, además de la eliminación de duplicidades.

«Este momento extraordinario para el mundo exige respuestas extraordinarias», afirmó Bernard Looney, consejero delegado de BP.