Elon Musk (Tesla) pasa de ganar 2.100 millones en 2018 a 22.000 euros en 2019

El consejero delegado de la firma automovilística estadounidense Tesla, Elon Musk, recibió una compensación de 23.760 dólares (22.000 euros al cambio actual) por su labor como máximo responsable de la compañía, según una comunicación remitida a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

El emprendedor californiano ha pasado, de esta forma, a ganar un poco más del salario medio bruto en España (23.600 euros) al frente de Tesla, en comparación con los 2.284 millones de dólares (2.114 millones de euros) que se embolsó por su trabajo el año anterior.

Así, el importe ingresado por Musk en 2019 correspondió íntegramente a su salario base, ya que no recibió ningún tipo de bonus o de remuneración adicional, y representa, a petición del propio Musk, el sueldo mínimo que puede recibir, según la legislación de California.

En 2018, el consejero delegado de Tesla percibió un sueldo base de 56.380 dólares (52.220 euros) y unas opciones sobre acciones valoradas en 2.283 millones de dólares (2.113 millones de euros), vinculadas al cumplimiento de unos objetivos de evolución bursátil y operativa de la compañía en los próximos años.

Tesla presentó en enero de 2018 el nuevo marco de remuneración de su consejero delegado para los próximos diez años, que contempla que este únicamente cobrará el 100% de sus emolumentos si la firma cumple unos ambiciosos objetivos de capitalización bursátil, de beneficios y de facturación.

El directivo vinculó su retribución a que la compañía se convierta en una de las firmas del sector más valiosas del mundo, de forma que este no tenga un salario asegurado de ningún tipo, ni bonus o primas, si no cumple con sus objetivos.

De esta forma, el consejero delegado de la firma de Palo Alto (California) dividió su compensación de los próximos diez años en doce tramos en los que tiene que cumplir diferentes objetivos y únicamente su consecución le permitirá cobrar la totalidad del monto.

Así, el primero de los requisitos que deberá cumplir Musk es de capitalización bursátil de la empresa, que en un primer paso tendrá que alcanzar los 100.000 millones de dólares (89.285 millones de euros al cambio actual), hasta alcanzar un total de 650.000 millones de dólares (542.000 millones de euros) al fin del período.

Además, Musk cobraría el 100% de la compensación prevista si la facturación se multiplicara por 15 respecto a 2017, con 175.000 millones de dólares (146.000 millones de euros), y el Ebitda se disparara 21 veces respecto a los datos del año pasado, hasta 14.000 millones de dólares (11.700 millones de euros).

De esta manera, por cada uno de los doce tramos en los que se consigan los objetivos, Musk recibirá opciones sobre acciones que corresponden al 1% del total de títulos circulantes de la empresa (alrededor de 1,69 millones de acciones).