Estados Unidos supera el listón de los 100GW eólicos

Estados Unidos ahora tiene más de 100 GW de energía eólica instalados después de conectar unos 9,1 GW de nuevos proyectos a la red el año pasado. La capacidad total ahora es de 105GW, y la nueva potencia puesta en marcha en 2019 representó el 39 por ciento de todas las nuevas  adiciones de energía a gran escala a la red a nivel nacional, convirtiendo a la eólica en la primera tecnología por nueva capacidad.

Las cifras, publicadas en el informe anual de la asociación eólica estadounidense AWEA, muestran que la eólica es el mayor proveedor de energía renovable en el país, habiendo suministrado más del 7 por ciento de la electricidad del país el año pasado.

«Años de duro trabajo culminaron con la energía eólica convirtiéndose en el mayor proveedor de energía renovable de Estados Unidos en 2019, con una huella en 50 estados de creación de empleo y desarrollo económico», dijo el presidente ejecutivo de AWEA, Tom Kiernan.

El año pasado, la capacidad eólica creció un 9,6 por ciento a nivel nacional, impulsada por fuertes adiciones en los estados de Texas e Iowa. En total, los desarrolladores entregaron 55 proyectos eólicos en 19 estados durante 2019.

El informe muestra que la industria eólica de EEUU cuenta ahora con un récord de 120.000 empleos en Estados Unidos, 530 fábricas nacionales y proporciona unos ingresos de 1.600 millones de dólares al año a los estados y comunidades locales, dijo AWEA. «La energía eólica de EEUU ha crecido significativamente en la última década, ya que los consumidores en todo el país recurren cada vez más a la energía eólica para proporcionar electricidad asequible, confiable y limpia para sus comunidades», dijo Kiernan.

La demanda de energía eólica estableció un récord en 2019, ya que las compañías eléctricas y  y los compradores corporativos anunciaron más de 8.700 MW de nuevos acuerdos de compra de energía eólica (PPA). Las eléctricas suscribieron más de 5.000 MW de energía eólica, mientras que los compradores corporativos anunciaron 3.460 MW en PPA. «La energía eólica proporciona estabilidad de precios a largo plazo, permitiendo a las empresas invertir en su futuro, sin preocuparse por el precio que podrían tener que pagar por la electricidad», dijo Kiernan.

Esta fuerte demanda de energía eólica se debe principalmente a que los costes han caído un 70 por ciento en la última década y la eólica es ya la fuente más asequible de electricidad nueva en gran parte del país.

El desafío del Covid-19

Pero AWEA destacó la amenaza que representaba la pandemia de COVID-19 para la industria eólica y dijo que estaba trabajando para proteger a los trabajadores. Según el análisis de AWEA, COVID-19 pone en riesgo alrededor de 25GW de proyectos eólicos, lo que representa una inversión de $ 35.000 millones.

Esto supone la pérdida potencial de más de $ 8.000 millones para las comunidades rurales en forma de pagos de impuestos estatales y locales y pagos de arrendamiento de tierras a propietarios privados, así como la pérdida de más de 35.000 empleos, incluidos técnicos de turbinas eólicas, trabajadores de la construcción y trabajadores de las fábricas.

«La energía asequible y confiable no es un lujo, es una necesidad», dijo Kiernan, quien concluyó afirmando que el sector “proporciona los cimientos y potencia la infraestructura de nuestro gran país, asegurando que sus operaciones y funcionalidad puedan continuar sin interrupción en el camino hacia la recuperación, y la fuerza laboral de energía eólica está trabajando arduamente para mantener las luces encendidas durante este momento difícil».