Iberdrola, cada vez más renovable

El grupo Iberdrola incrementó su producción un 10,1 % en el primer trimestre del año, hasta los 43.305 gigavatios hora (GWh) gracias al impulso de las renovables, dentro de las cuales se ha registrado un importante crecimiento de la eólica marina, que ha crecido un 74,1 %.

Según ha informado este viernes Iberdrola a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía cerró el trimestre con 52.272 megavatios (MW) de potencia instalada en el mundo, un 11,41 % más que al cierre de marzo de 2019.

El incremento en la producción contrasta con el descenso que hubo en el primer trimestre de 2019, que fue de un 2,1 %.

La generación con energías eólica aumentó un 18,1 % en el primer trimestre de 2020, con un incremento del 12,2 % de la terrestre, de un 74,1 % de la marina, de un 23,7 % de la hidroeléctrica y del 7,2 % de la solar.

En España, la producción aumentó un 3,2 %, hasta los 15.503 GWh, con un incremento del 15,8 % de la generación renovable, gracias sobre todo a la producción hidroeléctrica, que aumentó un 43,8 %, pues la de la eólica terrestre cayó un 5,3 % y la de la solar un 26,5 %.

La producción de Iberdrola ha subido en el primer trimestre del año en todas las geografías donde la compañía tiene implantación.

En Reino Unido el crecimiento ha sido del 40,8 %; en Estados Unidos, del 19,7 %; en México, del 9,9 %; en Brasil, del 13,9 %, y en los otros países donde está presente la compañía, de un 4,1 %.

De los 53.272 MW de capacidad instalada que tenía Iberdrola al finalizar el trimestre, un 61 % de ellos son renovables, un 6 % nucleares, un 16 % ciclos combinados, un 2 % cogeneración y un 2 % centrales de carbón.

En el primer trimestre de 2020, la energía distribuida por Iberdrola ascendió a 59.400 GWh, un 2,1 % menos que en el mismo periodo del año anterior, y la de gas, toda correspondiente a Estados Unidos, cayó un 15,1 %, hasta los 23.087 GWh.