La COVID-19 frena el ‘boom’ solar en el mundo: se instalarán 23 GW menos de los previstos hasta 106 GW

Wood Mackenzie ha reducido su pronóstico global de instalaciones solares para 2020 en un 18%, o más de 23 GW, hasta 106,4 GW para reflejar el impacto de la pandemia COVID-19.

Las actividades de construcción y desarrollo se están desacelerando, las licitaciones se están posponiendo, hay una caída en los anuncios de acuerdos de compra de energía (PPA) y el acceso a financiación para proyectos en etapas anteriores ahora es limitado.

Según WoodMac, el impacto del coronavirus también se sentirá en 2021. “Aunque esperamos una fuerte recuperación económica el próximo año, los proyectos que deberían entregarse en 2021 se están desarrollando y financiando hoy. Cuando llegue la recesión, no toda la actividad continuará según lo planeado «, dijo el analista senior Tom Heggarty.

La compañía de investigación de mercado ahora espera que las adiciones de capacidad solar para 2021 sean de alrededor de 123.6 GW, por debajo de una guía previa de 127.2 GW. Heggarty señaló que no se espera que la disponibilidad de módulos e inversores fotovoltaicos sea un problema.

El pronóstico de Wood Mackenzie coincide con el realizado hace unos días por IHS Markit, cuyas previsiones para la energía solar fotovoltaica se sitúan ahora en 105 GW para 2020, lo que supone una disminución del 16% interanual sobre las instalaciones globales de 2019.

WoodMac recientemente también redujo su pronóstico para despliegues de capacidad de almacenamiento de energía global este año en un 19%, o aproximadamente 3 GWh, debido a las medidas para limitar la propagación del nuevo coronavirus.