Naturgy trabaja en un plan de desconfinamiento para la vuelta al trabajo de empleados de manera escalonada

Naturgy trabaja en un plan de desconfinamiento para la vuelta al trabajo de sus empleados de manera escalonada, a lo largo de un periodo de unos tres meses desde el levantamiento del estado de alarma, que se prolongará al menos hasta el próximo 10 de mayo.

Este plan de desescalada para abordar el regreso al trabajo ante la crisis del coronavirus será por fases y grupos de empleados, siendo los últimos en incorporarse físicamente a sus puestos de trabajo el personal sensible o mayor de 60 años no inmunizado.

Según informaron a Europa Press en fuentes de la compañía, esta ‘hoja de ruta’, que ha sido ya comunicada a los trabajadores de la compañía, incluye también la realización de tests a los empleados, así como a su entorno familiar. Naturgy cuenta con unos 6.000 empleados y estas pruebas podrían superar las 16.000.

Inicialmente, estos tests se llevarán a cabo a aquellos empleados que realizan un trabajo de «campo» en labores operativas de las instalaciones, y donde el teletrabajo no es posible.

Para conseguir abastecerse de los tests necesarios para el Covid-19, el grupo energético, que es el primero del sector en comunicar un plan de este tipo, ha seguido las directrices de las autoridades sanitarias.

Con la declaración por el Gobierno del estado de alarma, e incluso antes, Naturgy ya intensificó las medidas de su protocolo de actuación ante el coronavirus en todas sus infraestructuras críticas, garantizando el suministro energético ante la situación de excepcionalidad.

El grupo aplicó el teletrabajo para todos los empleados en que era posible esta opción, con el objetivo de extremar aún más la precaución de salvaguardar la salud y la seguridad de ellos y sus familias.

Además, la compañía dispuso de centros físicos operativos y tecnología de respaldo en diferentes puntos del país, además de la capacidad de gestión remota, para así garantizar en todo momento el suministro energético.

Asimismo, la energética estableció un Comité de Crisis permanente para monitorizar y tomar todas las decisiones que sean necesarias en tiempo real y activó un protocolo de actuación para la prevención del contagio del virus entre sus técnicos especialistas que tenían que seguir acudiendo a sus puestos de trabajo para realizar las actividades esenciales.