Brasil supera la marca de 5 GW en capacidad fotovoltaica

Brasil ha superado la marca de 5 GW en capacidad fotovoltaica, según informa la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (Absolar). La encuesta de la entidad también señala que la energía solar ha supuesto unas inversiones de más de 26.800 millones de reales (unos 4.500 millones de euros), habiendo generado alrededor de 130.000 empleos, con aproximadamente 15.000 empresas operando en este mercado.

En el segmento de generación a gran escala, la capacidad instalada asciende a 2,68 GW, lo que equivale al 1,5% del mix eléctrico del país. Las contribuciones totales, referidas a los proyectos ya contratados en las subastas de energía, que se esperan hasta 2025, superan los 25.800 millones de reales (unos 4.325 millones de euros). En 2019, la fuente solar fotovoltaica fue la más competitiva entre las energías renovables en las dos subastas de Energia Nova, A-4 y A-6, con precios medios en tono a los 19 euros / MWh.

Actualmente, las plantas fotovoltaicas a gran escala son la séptima fuente de generación más grande, con 92 proyectos en operación en nueve estados brasileños. La inversión acumulada hasta la fecha es de alrededor de 14.000 millones de reales (unos 2.350 millones de euros).

En generación distribuida, hay 2,42 gigavatios de energía, lo que representa unos 12.800 millones en inversiones acumuladas desde 2012. No obstante, Brasil todavía tiene un mercado muy pequeño de generación distribuida, ya que tiene 84,4 millones de consumidores de electricidad y solo el 0,3% es prosumidor.

Para Ronaldo Koloszuk, presidente de la Junta Directiva de la Asociación, la energía solar desempeñará un papel cada vez más estratégico en el logro de los objetivos de desarrollo económico de la nación, especialmente para ayudar a la economía a recuperarse después de la pandemia de Covid-19, ya que «es la fuente renovable que genera más empleos en el mundo ”, destacó.

Rodrigo Sauaia, CEO de Absolar, recuerda que en las crisis de 2015 y 2016, el PIB brasileño fue de -3.5% al año, pero que el sector solar fotovoltaico creció más de 300% en ese momento, ayudando a la recuperación económica. «Ahora, después de que haya pasado la fase más aguda de la pandemia actual, la energía solar aprovechará una vez más la recuperación de Brasil, siendo parte de la solución, tanto para nuestra sociedad como para el medio ambiente», concluyó.