Los regantes de Aragón y Navarra consiguen un ahorro del 35% en su factura eléctrica

La última negociación conjunta del suministro eléctrico de las Comunidades de Regantes de Aragón y Navarra, celebrada esta semana, ha conseguido ahorros del 35 % en el precio de la energía respecto al año anterior.

Según el Gobierno de Aragón, eso se traduce en un ahorro total anual de casi 3 millones de euros (2.913.018) para el conjunto de los regantes que han tomado parte en este proceso.

Estos ahorros se han calculado por comparación con los precios de la anterior negociación colectiva, que ya eran de por sí ajustados.

De esta forma, añade el Ejecutivo, se cumple «holgadamente» con las expectativas del décimo proceso de negociación llevado a cabo con el objetivo reducir el importe de la factura eléctrica a las Comunidades de Regantes.

La Oficina del Regante se encarga de coordinar el proceso, poner de acuerdo a todos los regantes y negociar un volumen de energía muy superior al que tienen cada una de ellos por separado.

De esta forma, se consigue que las comercializadoras eléctricas presenten ofertas más competitivas.

El volumen de energía negociado ha sido de 74 GWh, lo que representa un valor económico de 7,22 millones de euros, y los precios obtenidos tendrán validez hasta abril del 2021.

Se ha aglutinado la demanda de 128 puntos de suministro la mayor parte pertenecientes a comunidades de regantes de Aragón, aunque también hay participantes de Navarra y de Cataluña, estos últimos pertenecientes a la zona regable del Canal de Aragón y Cataluña.

Tras reunir y confirmar el interés de los demandantes en el proceso, recabar la información necesaria y procesarla, la Oficina del Regante redactó un pliego de condiciones y solicitó oferta a 25 empresas comercializadoras de electricidad, de las cuales 7 presentaron una oferta económica.

Este servicio que se presta desde la Oficina del Regante del Gobierno de Aragón surgió como iniciativa para minimizar las subidas ocasionadas por la desaparición de las tarifas de riego y la liberalización del mercado de las tarificaciones eléctricas en 2008.

Desde entonces, son ya diez las negociaciones colectivas las llevadas a cabo y el proceso está abierto para todas aquellas Comunidades de Regantes de Aragón y regantes particulares que se quieran sumar con el único requisito es que la potencia contratada en el punto de suministro se sitúe por encima de 15 kW.