Sedigás pide adaptar la actual Ley de Puertos al nuevo reglamento europeo para el desarrollo del ‘bunkering’

La Asociación Española del Gas (Sedigás) pide una adaptación de la actual Ley de Puertos al nuevo reglamento europeo, así como una adecuada regulación del ‘bunkering’ de gas natural licuado (GNL) para reforzar la apuesta de este nuevo servicio portuario.

En un encuentro telemático sobre la ‘Situación actual y Perspectivas de futuro del Bunkering en España’, en el que han participado también la presidenta de la Autoritat Portuaria de Barcelona, Mercé Conesa y el director de Explotación de Puertos del Estado, Leandro Melgar, la presidenta de Sedigás, Rosa María Sanz, ha subrayado la necesidad de esta adaptación «para proteger de manera decidida la salud de las personas gracias a la mejora de la calidad del aire que ofrece el GNL».

«El sector gasista ofrece toda su disponibilidad para seguir trabajando en un modelo de pliegos y también con la adaptación a la Ley», ha señalado.

En los puertos, la regulación del ‘bunkering’ o suministro de combustible a los buques, es decisiva en la reducción de emisiones que contribuya a un aire más limpio.

El pasado 24 de marzo del año pasado se comenzó a aplicar el reglamento 2017/352 de la Unión Europea, que aportó, entre sus novedad, el cambio en la naturaleza jurídica del servicio de ‘bunkering’ en los puertos, pasando de ser un servicio comercial a uno portuario, y por lo tanto, con obligaciones de servicio público.

En este documento, también se considera servicio de ‘bunkering’ al suministro con combustibles gaseosos, incluyendo por lo tanto al gas natural principalmente en su formato líquido (GNL).

La patronal gasista tiene preparado una serie de propuestas y sugerencias para seguir trabajando en la adecuación de la nueva normativa a las necesidades técnicas propias del suministro con GNL, así como los criterios generales para la prestación del servicio, con el objetivo que sirvan de referencia a las Autoridades Portuarias en la nueva redacción de Pliegos de Condiciones Particulares de cada puerto.

Una realidad para el transporte marítimo

El GNL como combustible es ya una realidad tecnológica para el transporte marítimo de mercancías y de pasajeros en España, al poder emplearse en barcos de distinto tipo de uso.

España es el país europeo con mayor número de plantas de regasificación, lo que le sitúa a la cabeza de la Unión Europea y capacidad de almacenamiento de GNL.