Torra cesa a su director general de Energía, Pere Palacín, por diferencias estratégicas

La política energética de Catalunya vuelve a ser noticia, pero en este caso, para mal. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha cesado fulminantemente al que hasta ahora era su director general de Energía, Seguridad Industrial y Seguridad Minera, Pere Palacín.

Según ha podido saber El Periódico de la Energía de fuentes de la Generalitat, Palacín ha sido cesado de su cargo, no ha dimitido, ya que había «importantes diferencias estratégicas» entre el director de Energía y sus jefes a cargo en la Generalitat, la consejera de Empresa y Conocimiento, Ángels Chacón, y el propio presidente Torra.

Este despido se produce justamente el pasado jueves, según han podido confirmar distintas fuentes, pero se ha anunciado este miércoles en el Boletín Oficial de la Generalitat de Catalunya. Ese día, el jueves, fue cuando se conoció el nuevo impuesto a la electricidad que recaerá en los principales actores del sector energético en la región: Endesa y REE.

Cataluña tiñe de verde un nuevo impuesto a la electricidad que afecta de lleno a Endesa y Red Eléctrica

Aunque desde la Generalitat no han podido confirmar si las diferencias estratégicas eran por el nuevo impuesto, todo parece indicar que la salida de Palacín no se ha producido por asuntos que tengan que ver con la energía, sino más bien por diferencias con estos altos cargos.

Palacín es ingeniero industrial y trabajó en Red Eléctrica durante 14 años, de 1987 a 2001. Llegó a la Generalitat de la mano de Artur Mas en 2013. Y ha sido el encargado, entre otras cosas, de darle finalmente a Cataluña un rumbo en la transición energética, con la aprobación del nuevo decreto que levanta las trabas al desarrollo de renovables de la región.

Cataluña pone fin a la moratoria renovable tras 10 años sin instalar prácticamente ni un megavatio

A cargo de Palacín también estaba la Seguridad Industrial. Cabe recordar que bajo su mandato tuvo lugar el accidente en el complejo petroquímico de Tarragona que sigue trayendo cola aún estos días. Un informe de la propia Generalitat avisa de que hay aspectos mejorables ya que se ha detectado que hubo fallos en los sistemas de alerta tras la explosión.

De momento, no hay sustituto como director general, a la espera de que alguien sea nombrado en los próximos días. Mientras tanto, las tareas recaen en el secretario general de la consellería.