UNEF cree que la Ley de Cambio Climático define un marco «claro y estable» y fija objetivos «ambiciosos»

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha valorado «positivamente» el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que el Consejo de Ministros ha aprobado este martes para su remisión al Congreso, ya que define un marco institucional «claro y estable, fijando objetivos ambiciosos, pero coherentes con los compromisos de lucha contra el cambio climático que España ha adquirido con el Acuerdo de París».

En un comunicado, la patronal celebra que se identifiquen la fotovoltaica, las energías renovables y la eficiencia energética como «las palancas de reactivación económica que, además de ser pilares de la descarbonización, contribuyen a mejorar la competitividad empresarial e industrial».

Además, valora de la norma el impulso que supone para la hibridación, «permitiendo mantener el punto de conexión de instalaciones existentes al incorporar distintas tecnologías de generación, siempre que se respeten los requisitos técnicos y la capacidad de acceso ya concedida», así como que se introduzca la posibilidad de la sobrepotenciación de las instalaciones, siempre que se respete la capacidad máxima de acceso.

Asimismo, ve «positivo» la creación de la Comisión de Coordinación de Políticas de Cambio Climático, en la que los gobiernos autonómicos deberán informar de sus planes de energía y clima a desde 2022.

No obstante, UNEF, que espera que el texto reciba con «agilidad» el respaldo de las fuerzas políticas, considera que para que el sector fotovoltaico pueda ser un motor de la recuperación económica, es necesario que se apruebe «cuanto antes» una nueva ley de subastas de energías renovables mediante Real Decreto-ley, ya que permitiría «poner en marcha el sector con rapidez»

Además, la patronal, que pide la aprobación de la reforma del marco de Acceso y Conexión a la red eléctrica, ve necesario reducir el término fijo de la factura eléctrica, introducir medidas de incentivación fiscal de carácter temporal, como es un IVA reducido para los clientes domésticos, así como digitalizar y simplificar las tramitaciones administrativas.