Unidas Podemos aprieta a Ribera y le pide que rompa el pacto con las eléctricas para el apagón nuclear

Unidas Podemos ha manifestado su absoluto rechazo a la prórroga de la central nuclear de Almaraz por considerar que es una central caduca y obsoleta, y pide al Ministerio de Transición Ecológica que no se deje llevar por las presiones de las eléctricas.

El diputado ecologista y Presidente de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Juantxo López de Uralde, ha recordado que la energía nuclear la Central Nuclear de Almaraz ya ha cumplido la vida útil para la que fue diseñada, y aboga por cerrar estas instalaciones antes que se prorroguen “porque está demostrado que la energía nuclear es una energía del pasado, no es una energía del futuro ni limpia porque genera importantes residuos radiactivos”.

“Estudios de instituciones como Greenpeace o la Fundación Renovables concluyen que la transición energética puede realizarse prescindiendo de la energía nuclear, sin que ellos suponga un aumento de las emisiones. La energía nuclear no es limpia, sigue generando residuos radiactivos cuya gestión no está resuelta”, señala López de Uralde, que ha criticado también esta decisión en sus redes sociales.

Por su parte, para la portavoz del Grupo Parlamentario Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, “esta decisión del Consejo de Seguridad Nuclear cercena la posibilidad de que Extremadura lidere el proceso de la transición energética en nuestro país.

En este sentido, De Miguel ha pedido a la Ministra Ribera «que apueste realmente por otro modelo energético basado en las renovables, “donde el poder de la producción y el abastecimiento de la energía esté en manos de las familias, las pequeñas empresas y los autónomos, y no en el oligopolio eléctrico”. Y ha recordado que “El PSOE en su programa electoral abogaba por cerrar las centrales nucleares cuando hayan cumplido 40 años de vida útil, y le pedimos que cumplan con su programa electoral”.

Este jueves el CSN dio el visto bueno a mantener operativa la central nuclear hasta 2028. De esta manera, el reactor I operará hasta los 45 años mientras que el segundo reactor se irá hasta los 46 años.

La prórroga concedida por el CSN es hasta la fecha determinada en el plan del apagón nuclear que el Gobierno pactó con las eléctricas y que se estirará hasta 2036.

Ahora, Unidas Podemos aprieta al Gobierno para que rehaga ese plan de cierre. ¿Cederá Ribera?