El espectacular cambio que ha dado el mix eléctrico español en los últimos 12 años visto en una carrera de barras

El director técnico y operaciones de autoconsumo de la eléctrica HolaLuz, Xavier Cugat, a través de su cuenta de Twitter, ha colgado un vídeo de «carrera de barras» sobre el comportamiento del mix eléctrico español en cuanto a generación eléctrica se refiere.

Para llevarlo a cabo, Cugat ha contabilizado desde enero de 2008 hasta el 25 de junio de 2020. Y el resultado del vídeo es espectacular. Para entenderlo las cifras que da son GWh en tasa interanual, es decir lo que ha generado en los últimos 12 meses.

Podéis verlo aquí.

Allá por 2008 los reyes del mix español eran los ciclos combinados. La megaconstrucción de estas plantas por todo el territorio hizo que las centrales de gas fueran la primera fuente de electricidad con bastante ventaja sobre el resto durante algunos años posteriores. Eran años en los que los combustibles fósiles eran los que más electricidad producían. Las renovables asomaban la patita con eólica e hidráulica.
El primer movimiento fue en octubre de 2009 cuando la energía del viento sobrepasó por primera vez al carbón. Ya prácticamente jamás abandonó la eólica el podio del mix. A partir de ahí, los ciclos combinados fueron apagándose poroco a poco con la aparición de más renovables, Solar e hidráulica, y el equilibrio entre las distintas fuentes de electricidad fue a más. Los más de 30.000 GWh que sacaba de diferencia los ciclos al segundo, que era el carbón o la nuclear los primeros años, en 2011 esa diferencia era la que había entre la primera fuente y la sexta, la cogeneración. Era un mix bastante diversificado.
Esa caída de la producción de los ciclos siguió y en noviembre de ese año, la nuclear ya dio el zarpazo definitivo y se colocó como primera fuente del mix, un puesto que no ha vuelto a soltar hasta la fecha. A mediados de 2012, los ciclos continuaban cayendo y el carbón se hizo con el segundo puesto, incluso la eólica también llegó a superar a los ciclos que se hundieron hasta la sexta posición superados hasta por la cogeneración.
Mientras tanto la eólica superaba al carbón y se colocaba como segunda mayor tecnología generando electricidad. En 2015 el carbón volvió a hacerse fuerte por la menor hidraulicidad y relevó a la eólica, y entre estas dos fuentes se dio un continuo enfrentamiento para ver cuál de las dos se acercaba más a la nuclear. Eran los tiempos en los que estas tres tecnologías cubrían un 20% aproximado cada una del total de la demanda. Dependía todo de la hidráulica y el hueco térmico.
Pero no fue hasta 2019 cuando comenzó la debacle del carbón. El impuesto al CO2 comenzó a subir y la producción de las térmicas cayó en picado. Hasta el punto que en diciembre de ese año la fotovoltaica superó al carbón. La solar conseguía aumentar su producción algo durante ese año gracias a la nueva capacidad añadida y se produjo el sorpasso.
Eso hizo resucitar a los ciclos combinados y colocarse en el podio. La carrera entre las fuentes de electricidad es espectacular. Y a partir de julio se podrían ver incluso más cambios con el apagón de más de la mitad de las centrales de carbón.
La nuclear eso sí no hay quien le arrebate el liderato en la producción anual. Sigue siendo el rey durante más de una década. El siguiente paso será ver mayor producción eólica que nuclear, pero ¿cuándo lo veremos?