Galán confirma la voluntad de Iberdrola de invertir en Iberoamérica, pero con marcos estables y seguridad jurídica

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha asegurado que la crisis sanitaria por el coronavirus no ha hecho más que reafirmar la voluntad del grupo de invertir más y crear empleo en los países de Iberoamérica, pero «siempre bajo marcos estables, predecibles y con total seguridad jurídica».

En una intervención en el foro ‘Respuesta solidaria: Contribución de las empresas españolas al desarrollo sostenible en América Latina’, organizado de manera virtual por Casa América, Galán afirmó que la responsabilidad como empresa es «generar crecimiento, empleo y bienestar social». «Y ese va a ser nuestro reto para el siglo XXI en todos los países donde estemos presentes, y muy particular en Latinoamérica», dijo.

A este respecto, destacó que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) guían a «un futuro más próspero, justo y sostenible». «Y en Iberdrola, ese compromiso está consagrado en nuestros estatutos a través del dividendo social», añadió.

El presidente de Iberdrola recordó que la compañía es líder en producción de energía sostenible en Iberoamérica, donde la energética ha invertido más de 20.000 millones en los últimos años y presta servicio a cerca de 40 millones de personas, y aseguró que el objetivo es «ofrecer servicios energéticos asequibles, fiables y modernos, como motor de competitividad, crecimiento y empleo».

Este miércoles se ha conocido que Iberdrola ha decidido dejar de invertir en México unos 1.000 millones para desarrollar una central de ciclo combinado. Esta decisión de la compañía española se produce en un momento en el que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha intervenido el mercado energético poniendo trabas al sector privado.