La demanda eléctrica prosigue su recuperación según avanza la desescalada y creció un 1,5% la semana pasada

La demanda peninsular de electricidad prosigue su recuperación según avanza la desescalada ante la crisis sanitaria del Covid-19 y repuntó un 1,5% la semana pasada.

En concreto, el consumo eléctrico entre el 1 y el 7 de junio, semana en la que se incrementaron en España las regiones que entraron ya en fase 2 y algunas, como en algunos territorios insulares, accedieron a la fase 3 de desescalada, se situó en los 4.143,5 gigavatios hora (GWh).

No obstante, con respecto a la misma semana del año anterior, la demanda peninsular de electricidad sigue manteniéndose en unos niveles todavía alejados, siendo un 9,7% inferior, según datos de Red Eléctrica de España (REE).

Durante los últimos siete días, la producción sin emisiones de CO2 supuso el 66,1%. La eólica, con el 18,9%, lideró la generación, seguida de la nuclear (18,7%), los ciclos combinados (18,7%) y la hidraúlica (13,6%). El carbón apenas aportó un 2,1%.

Incremento del 1% al inicio de la semana

Este lunes, la demanda de energía eléctrica en la Península Ibérica arrancaba también al alza. Así, con respecto al pasado lunes, el consumo de electricidad repuntaba un 1%.

Esta semana un 52% del territorio español estará en la fase 3 de la desescalada hacia la nueva normalidad, mientras que avanzan a la fase 2 los territorios que no lo habían hecho todavía, entre los que figuraban la Comunidad de Madrid, Barcelona y su área metropolitana y la mayor parte de Castilla y León, entre otras.

En concreto, a las 10.00 horas el consumo peninsular de electricidad se situaba en los 27.309 megavatios (MW), frente a los 27.038 MW del pasado 1 de junio, según datos del operador del sistema consultados por Europa Press.

La demanda eléctrica es uno de los principales termómetros para medir la actividad de una economía y se comporta a la baja con los cierres en sectores como los servicios o la industria, a pesar del traslado de consumo al doméstico por el teletrabajo.