El consejo de Iberdrola mantiene congelada su retribución en el primer semestre en 8,9 millones

El consejo de administración de Iberdrola ha mantenido congelada su retribución durante el primer semestre del año, con una retribución conjunta entre los meses de enero y junio de 8,9 millones de euros, idéntica cifra que en el mismo periodo del ejercicio anterior, según consta en la documentación remitida por el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, este importe incluye tanto la remuneración fija por pertenencia al consejo y/o sus comisiones (2,8 millones de euros), como la remuneración fija y variable de los consejeros ejecutivos (1,6 y 4,3 millones de euros, respectivamente).

Como viene ocurriendo desde 2008, el máximo órgano de gestión de la energética acordó, por unanimidad y a propuesta de la Comisión de Retribuciones, congelar las retribuciones fijas por pertenencia al consejo de administración y las cantidades en concepto de prima por asistencia a las reuniones.

Asimismo, también decidió mantener para 2020 la retribución fija por el desempeño de sus funciones ejecutivas del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y del director general de los Negocios, Francisco Martínez Córcoles.

BONO EN ACCIONES

Además, durante el primer semestre de este ejercicio se ha realizado la primera de las tres liquidaciones anuales del bono estratégico 2017-2019 por un importe de 733.333 acciones. A los actuales precios de mercado, el valor de este paquete de títulos de la energética asciende a unos ocho millones de euros.

En línea con el compromiso de Iberdrola contra el cambio climático y con el crecimiento sostenible, uno de los parámetros de evaluación de este bono estratégico era la reducción de la media de intensidad de emisiones de CO2, en línea con los objetivos 7 y 13 de Naciones Unidas (ODS). Se considera cumplido al alcanzar una reducción del 5% en la intensidad media de emisiones en el periodo 2017-2019, comparado con la media del periodo 2014-2016.

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.845 millones de euros en el primer semestre del año, un 12,2% más, a pesar de recoger un impacto negativo de 153 millones de euros por la pandemia.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo ascendió a junio a 4.918,2 millones de euros, un 1,4% inferior al registrado en los seis primeros meses del año anterior.