El metro de Londres quiere cubrir todas sus necesidades eléctricas con energía limpia para 2030 mediante la firma de PPAs

Transport for London (TfL) está planeando abastecer todas sus necesidades de electricidad para el Metro a partir de fuentes de carbono cero para 2030 a través de acuerdos de compra de energía a largo plazo (PPA).

Todos los servicios ferroviarios de pasajeros operados por TfL funcionan con electricidad y, como parte de la Estrategia Ambiental de Londres, el alcalde Sadiq Khan le ha puesto a TfL el objetivo de lograr un ferrocarril sin carbono para 2030.

TfL es uno de los mayores consumidores de electricidad del Reino Unido, con un consumo de 1,6 teravatios-hora al año, y actualmente, obtiene electricidad directamente de la Red Nacional a través del Servicio Comercial de la Corona.

Al desarrollar planes para comprar energía de generadores renovables a través de PPA, TfL permitiría que la red ferroviaria sea abastecida por fuentes de energía como la eólica y la solar. Las pruebas de mercado explorarán todos los elementos de estos contratos para que TfL pueda asegurar un buen negocio para Londres. También analizará el potencial para satisfacer la mayor demanda de electricidad renovable del grupo de la Autoridad del Gran Londres.

La intención de TfL es comenzar con un PPA con generadores de energía de forma gradual, con el objetivo de comprar hasta el 10% de su demanda para la primavera de 2022, sujeto a pruebas de mercado y aprobación del Comité de Finanzas de TfL a finales de este año.

Khan dijo: “Como uno de los mayores compradores individuales de energía en Londres, es importante que TfL lidere el camino de la energía verde. Este es un paso vital hacia mis ambiciones para que TfL – y Londres – sean cero carbono para 2030.

La directora ejecutiva de la Asociación de Energía Renovable, Nina Skorupska, dijo: “Damos la bienvenida al liderazgo demostrado por el alcalde y TfL con esta iniciativa, que ayudará a descarbonizar el metro de la capital y reducir los costos de energía. Este es un gran paso adelante para los sectores de transporte y electricidad con bajas emisiones de carbono, y esperamos que otros condados de Londres sigan nuestros pasos».