Ocho proyectos son los finalistas en el concurso de Endesa para implantarse en la central térmica de Compostilla

Este jueves ha quedado constituida oficialmente la mesa de evaluación de los proyectos empresariales presentados al concurso internacional organizado por Endesa para implantarse en los terrenos que ocupa la central de Compostilla. Este órgano tendrá que examinar las ocho ofertas vinculantes que han superado la segunda fase del citado proceso, concebido para promover el desarrollo del Bierzo dentro del plan de actuaciones Futur-e, tras el cierre de la planta térmica.

Presentado a iniciativa de Endesa, el plan incluye, entre otras actuaciones, el desarrollo de megavatios (MW) renovables en la zona, con una inversión estimada de centenares de millones de euros, la promoción de formación en renovables en el entorno, así como en desmantelamiento de centrales y en sectores de potencial desarrollo, para mejorar la empleabilidad, y la organización del concurso para la búsqueda de proyectos.

Tras finalizar la segunda fase el pasado 30 de junio, este jueves se ha constituido en las oficinas que Endesa tiene en Montearenas la mesa de evaluación. Forman parte de este órgano la directora del Instituto para la Transición Justa, Laura Martín; el director general de Energía de Castilla y León, Alfonso Arroyo; el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón; el alcalde de Cubillos del Sil, Antonio Cuellas; los profesores de la Universidad de León Nuria González Rabanal y Victoriano Marcelo; el director general de Endesa Noroeste, Miguel Temboury; y el responsable del Plan Futur-e, Juan Álvarez Avello.

Las instalaciones de Endesa en Compostilla, fuera de servicio desde finales de junio, ofrecen unas características idóneas para el desarrollo de otros proyectos empresariales, lo que ha llevado a la compañía a la búsqueda de alternativas sostenibles desde el punto de vista social, económico y ambiental. La iniciativa responde al compromiso de Endesa de mitigar las consecuencias de la transición energética que está llevando a cabo Europa, con el objetivo de lograr la descarbonización de la economía con criterios de sostenibilidad social, económica y ambiental. Se trata de crear valor compartido con todos los agentes locales, como ejemplo de economía circular y en aras de conseguir procesos de transición justa hacia nuevos modelos empresariales.

En este sentido, Endesa favorecerá la implantación de estos proyectos en el Bierzo en la superficie actualmente ocupada por la central térmica, en los términos municipales de Cubillos del Sil y Ponferrada. Son 330 hectáreas de terreno de las que 80 tienen calificación de suelo industrial, óptimas para el emprendimiento, ya que disponen de abastecimiento de energía eléctrica, gas y agua. También se podrán aprovechar naves, equipos industriales y otras infraestructuras hasta ahora utilizadas en la actividad de generación. Además, los promotores tendrán el amparo de una amplia oferta de ayudas públicas.

Las ocho propuestas vinculantes han sido presentadas por empresas locales y nacionales, que operan en sectores vinculados a la agricultura, la fabricación y los servicios, con un fuerte componente de innovación y economía circular. Los proyectos aprovechan las condiciones singulares del Bierzo y abren un abanico de posibilidades de creación de empleo y dinamización de su economía.

La mesa constituida habrá de evaluar las ocho ofertas desde el punto de vista social y de sostenibilidad de los proyectos, de modo que se garantice tanto su encaje con las necesidades reales del Bierzo, como su viabilidad empresarial y su capacidad para generar empleo. El proceso culminará con la selección de los proyectos válidos y la firma de los acuerdos con los promotores. Esta fase concluirá en el cuarto trimestre del año, momento a partir del cual los emprendedores podrán iniciar los trámites correspondientes para la ejecución de sus proyectos.

Inicialmente, Endesa recibió un total de 32 propuestas dentro del concurso internacional para la búsqueda de proyectos empresariales que generen empleo y riqueza en el Bierzo. Tras un período de información y de evaluación, que se vio alterado por la pandemia del coronavirus, el pasado 30 de junio se cerró el plazo de admisión de ofertas vinculantes referidas.