Ofgem propone invertir casi 28.000 millones para transformar en verde las redes energéticas de Reino Unido sin que afecte a la factura de los consumidores

La Oficina de Mercados de Gas y Electricidad (Ofgem) de Reino Unido ha presentado una propuesta para un programa de inversión de cinco años de alrededor de 25.000 millones de libras, más de 27.900 millones de euros al cambio actual, para transformar las redes de energía de Gran Bretaña. Esta transformación consiste en poder entregar energía verde libre de emisiones para Gran Bretaña junto con un servicio y confiabilidad de clase mundial.

Dada la escala de inversión que probablemente se necesitará en el futuro, Ofgem mantiene los costos lo más bajos posible para los consumidores al proponer la tasa de retorno de capital más baja para las compañías de la red, y empuja a las compañías a ser mucho más eficientes en su forma de funcionar.

“Ofgem está trabajando para ofrecer un sistema de energía más verde y justo para los consumidores. Es por eso que estamos logrando un trato justo para los consumidores, reduciendo los retornos a las compañías de la red a un nivel bajo sin precedentes al tiempo que damos espacio a alrededor de 25.000 millones de libras de inversión necesaria para impulsar una recuperación limpia, verde y resistente», afirma Jonathan Brearley, director ejecutivo de Ofgem.

“Ahora más que nunca, debemos asegurarnos de que cada libra en las facturas de los consumidores vaya más allá. Menos de su dinero se destinará a los accionistas de la compañía, y más a mejorar la red para impulsar la economía y luchar contra el cambio climático. El régimen regulatorio estable y predecible de Ofgem continuará atrayendo la inversión que Gran Bretaña necesita para ir más lejos y más rápido en la descarbonización», asegura.

Recuperación verde

Para respaldar aún más la recuperación sostenible, Ofgem también ha pedido a las compañías de la red (TSOs y DSOs) que presenten ideas adicionales en nuevos planes de inversión en el control de precios actual. Según las propuestas, Ofgem está asignando un gasto inicial de 25.000 millones para mantener y operar la distribución de gas y las redes de transmisión de gas y electricidad de Gran Bretaña, así como apoyar el crecimiento de la energía verde.

Ofgem también propone desbloquear fondos adicionales significativos para impulsar actualizaciones de energía e infraestructura sin emisiones, a las que las empresas pueden acceder durante los próximos cinco años según sea necesario.  El fondo podría alcanzar potencialmente otros 10.000 millones o más de inversión neta cero respaldada a través de los controles de precios. Ofgem examinará cada inversión y solo dará luz verde a las medidas que brinden descarbonización al menor costo para los consumidores.

En materia de innovación, un nuevo Fondo de Innovación Estratégica, junto con la financiación a empresas individuales para innovaciones de red, proporcionará 630 millones de libras para impulsar la investigación y el desarrollo en proyectos cruciales de energía verde, incluso para ayudar a ampliar la gama de posibilidades para descarbonizar la infraestructura de calor, como hidrógeno, con el potencial de financiar más si es necesario.

Valor «sin precedentes» para los consumidores

Las propuestas de Ofgem casi reducen a la mitad la tasa de rendimiento permitida de las compañías de red, de modo que menos dinero del consumidor se destinará a las ganancias de las distribuidoras y más a impulsar mejoras en la red. Esto ahorraría 3.300 millones en los próximos cinco años solo para los sectores de gas y transmisión. Además, Ofgem propone recortar más de 8.000 millones de libras de los planes de gastos de las empresas al establecerles objetivos de eficiencia y anular los costos que las empresas simplemente no han justificado como una buena relación calidad-precio para los consumidores.

Las propuestas de Ofgem en su forma actual llevarían a una caída esperada de 20 libras en los cargos de la red en las facturas por hogar al año al comienzo del plan. Esto ayudaría a compensar el aumento de la inversión y los cargos que se esperan más adelante en el control de precios.

El análisis y la experiencia de Ofgem muestran que, debido a ganancias estables y un entorno regulatorio favorable, las redes de energía son un sector atractivo y de bajo riesgo para los inversores. La fuerte evidencia de la regulación del agua y el régimen de transmisión en alta mar de Ofgem muestra que los inversores aceptarán rendimientos más bajos y continuarán invirtiendo sólidamente en el sector.

Estas propuestas forman parte del proyecto de Ofgem para el control de precios RIIO-2 para las empresas de redes de distribución de gas y transmisión. Un control de precios separado para el Operador del Sistema de Electricidad (ESO) impulsará los fondos y las actividades de ESO para prepararse para operar un sistema de electricidad sin carbono.