Factorenergia mira a Reino Unido, Países Bajos y Colombia para crecer

Factorenergia, empresa española comercializadora de electricidad y gas natural, quiere impulsar su internacionalización y busca para ello oportunidades de negocio en dos mercados que considera prioritarios, como son Colombia y el norte de Europa, concretamente Reino Unido y Países Bajos.

Fundada en 1999 por Emili Rousaud, Factorenergia es la primera comercializadora de energía independiente nacida en el mercado liberalizado en España y el pasado año alcanzó una facturación de 405 millones de euros, tras crecer casi un 5% interanual.

La firma preveía cerrar este año con unos ingresos récord, pero la irrupción de la COVID-19 ha truncado sus planes, al provocar en los peores meses de la pandemia una caída de la facturación superior al 20 % en el segmento empresas.

Aunque buena parte de las empresas industriales han recuperado su actividad, aún hay sectores económicos gravemente afectados por la crisis, como la hostelería o la restauración, a los que Factorenergia ha ofrecido distintas soluciones «a fin de proteger la tesorería de estas compañías».

«2020 será un año de transición, un año que nos exige superación», explica a EFE Emili Rousaud, que pese a todo apuesta por mantener los planes de expansión, con nuevas operaciones corporativas en España y el extranjero.

Factorenergia, que ha superado recientemente la cifra de 100.000 clientes de luz y gas, tiene actualmente una tímida presencia internacional, con actividad en México, donde opera a través de la empresa Luxum en asociación con Gemex, y Portugal, donde desembarcó en 2019 con la toma de una participación mayoritaria en la eléctrica Enforcesco.

«Apostamos por la internacionalización, pero con un modelo híbrido, con socios locales, como hicimos en México y Portugal», señala Rousaud, que es también vicepresidente de la patronal Pimec y fue vicepresidente dimisionario del Barça.

El directivo ve muchas posibilidades de crecer en Europa y Latinoamérica, especialmente en plazas como la colombiana, la británica o la holandesa, pues «son mercados liberalizados y asentados que tienen pequeñas comercializadoras que podrían ser la semilla» para su desarrollo allí.

«Queremos crecer fuera, pero solo lo haremos si encontramos el ‘partner’ idóneo. La selección de socios es muy importante», recalca Rousaud.

Factorenergia pone el foco en Colombia porque «es un país que ha cambiado radicalmente en los últimos años» y ahora ofrece seguridad jurídica y un mercado energético liberalizado y con oportunidades de crecer.

La compañía tampoco descarta crecer en España de forma inorgánica mediante la compra de alguna pequeña comercializadora. En estos momentos tiene en estudio la adquisición de dos empresas radicadas en Castilla y León y Andalucía pero que operan más allá de sus comunidades de origen.

«En España estamos muy interesados en crecer si encontramos compañías del sector con las que pueda haber afinidades o que tengan necesidades financieras o de ‘know how’», comenta Rousaud, que no descarta que, pese a la crisis del coronavirus, antes de finales de año pueda concretarse alguna operación.

Factorenergia cuenta actualmente con 16 oficinas en España y una plantilla de más de 380 trabajadores.

El negocio de la comercialización de gas natural aporta unos ingresos de unos 70 millones de euros, el 17 % del total, aunque es una unidad de negocio que crece cada año a doble dígito.

En España, Factorenergia tiene también una unidad de negocio dedicada a la promoción del autoconsumo entre particulares, empresas y comunidades de vecinos, una actividad que el pasado ejercicio generó unos ingresos de unos 2 millones de euros, pero por la que la empresa apuesta firmemente, puesto que «el futuro y también el presente -afirma Rousaud- pasa por el autoconsumo, las energías renovables y la movilidad sostenible, es decir, por la transición energética».