Las energías renovables resisten mejor los embates de la Covid-19 en Europa que en EEUU

El mercado global de energías renovables en general ha sido resistente este año y lo será a largo plazo, a pesar del impacto de la Covid-19 en la actividad de nuevas construcciones, según un informe de S&P Global Platts Analytics.

El informe ‘La transición energética: COVID-19 podría hacer que 2020 sea crucial para las energías renovables’ dice que, con revisiones a la baja más importantes de la demanda de combustibles fósiles, se espera que las energías renovables tengan una mayor participación de mercado en comparación con su perspectiva anterior a la Covid. Se espera que las adiciones solares disminuyan ligeramente en 2020, pero las adiciones de capacidad eólica podrían aumentar más del 10%..

“La industria de las energías renovables continúa enfrentando algunos obstáculos para escalar globalmente, pero en los últimos meses han surgido desarrollos de políticas y mercados más constructivos que están señalando ventajas para las inversiones en energías renovables en los próximos años”, dice el informe, que añade: «Incluso frente a las crecientes incertidumbres sobre la recuperación de la demanda de energía y los precios, los jugadores continúan mostrando compromisos sólidos para invertir en energías renovables en todo el mundo a medida que disminuyen los costos».

S&P Global Platts Analytics dijo que la disminución de los costos, combinada con políticas más favorables a las energías renovables, debería ofrecer soporte en varios mercados. El informe señaló que la cartera de proyectos de energías renovables se ha mantenido generalmente estable durante el año pasado, lo que sugiere que Covid-19 solo reducirá marginalmente las perspectivas para la industria.

Sin embargo, dijo que las respuestas políticas a la Covid-19 sobre energías renovables varían mucho entre las regiones. Por ejemplo, el apoyo a las políticas para la energía limpia y la descarbonización está generando una mejora significativa en las adiciones de energías renovables en Europa y los planes para el hidrógeno verde también agregarán más estímulos a las energías renovables.

Pero al otro lado del Atlántico, Estados Unidos no ha brindado ningún apoyo a iniciativas ecológicas en medidas de estímulo hasta la fecha. Sin embargo, si Joe Biden gana las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre, el resultado podría provocar el próximo impulso, según el informe.

Los principales riesgos para el sector, según el informe, son las reducciones en los subsidios directos y los créditos fiscales, la emisión de permisos y un panorama turbio para los precios a largo plazo. Por el lado positivo, sigue habiendo un fuerte apetito de los inversores por las energías renovables y la disminución de los costos que permiten que la energía limpia compita cada vez más a precios de paridad de red, pero con rendimientos más bajos y crecientes riesgos de mercado, según el informe.

“Como resultado, los actores de energías renovables más grandes, con balances sólidos e integración vertical para mitigar los riesgos comerciales, pueden estar mejor posicionados y podrían moverse para consolidar la industria”, concluye el informe de S&P Global Platts Analytics.