Norvento lanza sus baterías para autoconsumo en industrias y comercios

Norvento ha anunciado el lanzamiento de sus sistemas de almacenamiento energético, específicamente pensados para explotaciones industriales y comerciales, complementando así su propuesta de valor de sistemas de autoconsumo. Estos nuevos sistemas emplean baterías de ion de litio, una tecnología de almacenamiento segura, e­ficiente, y operable a un alto número de ciclos con capacidad de llegar a profundidades de descarga muy elevadas, similar a la empleada en vehículos eléctricos y teléfonos móviles.

Los nuevos sistemas han sido diseñados con un enfoque “plug and play”, es decir, están preconfigurados para facilitar su despliegue al usuario, quien podrá incorporarlos directamente en sus instalaciones sin configuraciones adicionales que dificulten su uso inmediato. Por otro lado, su diseño modular facilita la adopción para un amplio abanico de casos de uso: los sistemas cuentan con una capacidad de almacenamiento de entre 50 y 800kWh y con potencias entre 50kVA y 400kVA, cubriendo distintos tipos de instalaciones, desde una pequeña explotación agraria a una factoría de consumo medio.

Según la compañía. entre otras aplicaciones, los sistemas de almacenamiento energético de Norvento pueden resultar especialmente útiles en casos como:

  • Instalaciones industriales y comerciales con consumos de electricidad predominantes en horas punta o con sistemas de autoconsumo con excedentes.
  • Instalaciones con restricciones para la ampliación de potencia en las que esto suponga una limitación a su crecimiento.
  • Microrredes o sistemas aislados de la red eléctrica que quieran reducir consumo de diésel.
  • Instalaciones que requieran un suministro eléctrico fiable, continuo y de calidad.

Los sistemas de almacenamiento están conectados en todo momento con el Centro de Control de Norvento, desde donde se monitoriza toda su actividad. Gracias al despliegue de tecnología de internet de las cosas (IoT), los usuarios disponen de todos los datos del sistema a través de la nube mediante una app móvil, pudiendo vigilar en tiempo real los parámetros más relevantes de sus baterías. Asimismo, los sistemas incluyen un sistema de gestión de energía (EMS) para el despacho programado de energía almacenada.

Los nuevos sistemas de almacenamiento energético de Norvento complementan el reciente lanzamiento del nGM, un novedoso convertidor electrónico de potencia desarrollado por la compañía. Tanto el nGM como los nuevos sistemas de almacenamiento han sido diseñados para ayudar a las empresas a optimizar el uso de sus sistemas de generación energética mediante fuentes renovables, ya que el almacenamiento mediante baterías jugará un papel cada vez más destacado en el mercado industrial a medida que los avances tecnológicos faciliten su adopción.

Entre otras ventajas, los sistemas de almacenamiento permiten reducir picos de consumo, supliendo demandas puntuales en las instalaciones y obteniendo un ahorro por reducción de peajes por exceso de potencia, frecuentes en la industria productiva. Asimismo, y con la creación de la figura del agregador, el usuario podrá participar en los mercados de servicios auxiliares de red consiguiendo ingresos adicionales. Además, estos sistemas ayudan al usuario a optimizar la curva de consumo de la instalación. Finalmente, los sistemas de almacenamiento eléctrico con baterías son capaces de ayudar a mantener el suministro eléctrico a las cargas críticas durante pérdidas de red y restablecer la red sin necesidad de contar con una fuente alterna ante pérdidas de suministro eléctrico, proporcionando un mecanismo de arranque de emergencia.

Luis Jiménez, responsable del Departamento de Solar Fotovoltaica y Almacenamiento de Norvento, destaca que “nuestros nuevos sistemas de almacenamiento son un paso más en el ámbito de la industria y la energía distribuida en el que la capacidad de gestionar el uso de la energía eléctrica jugará un papel cada vez más importante tanto en lo que conocemos como ámbito del autoconsumo como en la gran generación renovable. Sin duda, los sistemas de baterías serán un gran aliado en los próximos años para ayudar a la industria a alcanzar sus objetivos de sostenibilidad”.