Skeleton y KIT desarrollan una nueva batería de grafeno que se carga en 15 segundos

Skeleton Technologies, el líder mundial en almacenamiento de energía de ultracondensadores basado en grafeno, se ha asociado con el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT), una de las instituciones de investigación y educación más grandes de Alemania, para completar el desarrollo de SuperBattery, una batería de grafeno innovadora con solo 15 segundos de tiempo de carga.

Este tiempo de carga extra rápido junto con los ciclos de carga contados en cientos de miles hacen de SuperBattery una solución perfecta para los tres problemas principales que afectan a los vehículos eléctricos: tiempos de carga lentos, degradación de la batería y ansiedad por la autonomía.

El diferenciador clave para SuperBattery es el material de carbono de grafeno curvo patentado de Skeleton, que permite aplicar la alta potencia y la larga vida útil de los ultracondensadores en una batería de grafeno. Los ultracondensadores están emergiendo cada vez más como la tecnología complementaria ideal para las baterías de iones de litio, como también lo demuestra la adquisición por parte de Tesla del fabricante de ultracondensadores Maxwell Technologies con la esperanza de mejorar las baterías utilizadas en los vehículos eléctricos de Tesla.

El desarrollo de Curved Graphene ha sido respaldado por EIT InnoEnergy, el motor de innovación para la energía sostenible en toda Europa, que también es el primer patrocinador de Northvolt, el fabricante sueco de baterías.

El CEO de Skeleton Technologies, Taavi Madiberk, comenta que “la cooperación entre las empresas europeas de almacenamiento de energía es clave para que la UE sea un líder mundial en almacenamiento de energía. Estamos encantados de haber firmado el acuerdo de desarrollo de SuperBattery con el Instituto de Tecnología de Karlsruhe y unir fuerzas para llevar al mercado una tecnología que sacará del agua las soluciones de carga de vehículos eléctricos existentes».

El Instituto de Tecnología de Karlsruhe es un actor reconocido en el desarrollo de tecnologías de almacenamiento de energía. Dentro de la cooperación, las sinergias entre Skeleton y KIT se utilizarán para llevar tecnologías de almacenamiento de energía de próxima generación, como la SuperBattery, al mercado.

Maximilian Fichtner, líder de la Unidad de Investigación del KIT y director del Helmholtz-Institute Ulm asegura que “vemos a Skeleton como una combinación perfecta que se adapta a nuestro propósito. Skeleton es flexible y lo suficientemente grande como para desarrollar un nuevo proceso, transferir nuestro conocimiento a un producto y llevarlo al mercado”.

“La SuperBattery es un cambio de juego para la industria automotriz. Junto con las baterías de iones de litio, lo tienen todo: alta energía y densidad de potencia, larga vida útil y tiempo de carga de 15 segundos”, agrega Taavi Madiberk.

La SuperBattery ya ha atraído mucha atención en los sectores de automoción y transporte. Recientemente, Skeleton Technologies firmó una Carta de Intención de 1.000 millones de euros con un fabricante de equipos originales automotriz líder para llevar la tecnología al mercado.