CyL exije al Gobierno que agilice un plan de transición justa para reactivar la zona de influencia de Garoña

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, ha participado en una reunión con la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, en la que ha recordado la necesidad de agilizar un Plan de Transición Justa para reactivar la comarca burgalesa de Las Merindades y ha insistido en la total colaboración de la Junta para el desarrollo socioeconómico de la zona.

Fernández Carriedo, ha participado en un encuentro con Aagesen y con representantes de las comunidades autónomas, en el que se han analizado aspectos relacionados con el calendario del cese de actividad de las nucleares, las tasas aplicables a estas instalaciones y cuestiones económicas que afectan a las zonas en las que se han ubicado.

En el encuentro, Fernández Carriedo ha recordado la necesidad de acelerar la puesta en marcha de un Plan de Transición Justa en la comarca de Las Merindades (Burgos), tal y como ha anunciado el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) en relación al cierre de la Central Nuclear de Santa María de Garoña.

En este sentido, el titular de Economía y Hacienda insistió en la importancia de poner en marcha instrumentos para la reactivación económica de la zona y mostró de nuevo la total disposición de la Junta para colaborar en esta tarea y ayudar a todas las comarcas afectadas por el cierre de las centrales nucleares y las cuencas mineras.

El pasado mes de enero, el consejero remitió una carta a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, solicitando el impulso de una transición justa para esta zona afectada por el cierre de la central nuclear. La respuesta del Gobierno se centró en la puesta en marcha de un convenio de Transición Justa mediante el que identificar proyectos e inversiones para garantizar la reactivación de esta comarca, según ha informado la Junta.

Por ello, Fernández Carriedo ha pedido que se aceleren los trámites para iniciar cuanto antes acciones que permitan la llegada de recursos económicos a la zona para su regeneración económica y social que compensen la falta de fondos para financiar la reactivación de la comarca burgalesa a través de impuesto autonómico, recurrido por el Gobierno al Tribunal Constitucional que fue aprobado por las Cortes de Castilla y León en octubre de 2018, que preveía recaudar en torno a 15 millones de euros anuales por el combustible gastado y depositado en las instalaciones de la central de Garoña y destinarlo a la reactivación de la zona.

Por otra parte, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico desarrollará propuesta de zonificación para la delimitación territorial de los Convenios de Transición Justa para 31 municipios de las cuencas mineras de León y Palencia que servirán para impulsar el desarrollo económico y social de las zonas mineras afectadas por los cierres de centrales térmicas y de la minería del carbón.