El gran potencial de la solar que está aun sin explotar: instalar paneles flotantes en las centrales hidroeléctricas

Los sistemas híbridos de paneles solares flotantes y plantas hidroeléctricas pueden tener el potencial técnico para producir una parte significativa de la electricidad generada anualmente en todo el mundo, según un análisis realizado por investigadores del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) del Departamento de Energía de EEUU.

Los investigadores estiman que agregar paneles solares flotantes a las centrales hidroeléctricas podría añadir hasta 7,6 teravatios de potencia solo a partir de los sistemas solares fotovoltaicos, o alrededor de 10.600 teravatios-hora (TWh) de generación anual. Esas cifras no incluyen la cantidad generada por la energía hidroeléctrica.

En comparación, el consumo global de electricidad final fue de poco más de 22.300 teravatios-hora en 2018, el año más reciente para el que hay estadísticas disponibles, según la Agencia Internacional de Energía.

“Esto es realmente optimista”, dijo Nathan Lee, investigador del grupo Integrated Decision Support de NREL y autor principal de un nuevo artículo publicado en la revista Renewable Energy . “Esto no representa lo que podría ser económicamente factible o lo que los mercados realmente podrían respaldar. Más bien, es una estimación de límite superior de los recursos factibles que considera las limitaciones del cuerpo de agua y el rendimiento del sistema de generación «.

La energía fotovoltaica flotante (PV) sigue siendo una tecnología incipiente en los Estados Unidos, pero su uso se ha extendido en el extranjero, donde el espacio para sistemas montados en el suelo es menos disponible. Un trabajo anterior de NREL estimó que la instalación de paneles solares flotantes en depósitos estadounidenses artificiales podría generar alrededor del 10 por ciento de la producción anual de electricidad de la nación.

Hasta ahora, solo se ha instalado un pequeño sistema híbrido flotante solar/hidroeléctrico, y eso se ha producido en Portugal.

NREL estima que las 379.068 centrales hidroeléctricas de agua dulce en todo el planeta podrían albergar sitios fotovoltaicos flotantes combinados con instalaciones hidroeléctricas existentes. Se necesitan datos de ubicación adicionales antes de cualquier implementación porque algunas presas pueden estar secas durante partes del año o pueden no ser propicios para albergar fotovoltaica flotante.

Existen beneficios potenciales al acoplar la energía fotovoltaica flotante con la energía hidroeléctrica. Por ejemplo, un sistema híbrido reduciría los costos de transmisión al conectarse a una subestación común. Además, las dos tecnologías pueden equilibrarse entre sí. El mayor potencial de la energía solar es durante las estaciones secas, mientras que para la energía hidroeléctrica, las estaciones lluviosas presentan la mejor oportunidad. En un escenario, eso significa que los operadores de un sistema híbrido podrían usar energía hidroeléctrica de almacenamiento por bombeo para almacenar el exceso de generación solar.