Investigadores españoles estudian cómo evitar las sombras entre paneles solares y así maximizar la producción de energía

Investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) están estudiando nuevas estrategias que permitan maximizar la producción de energía eléctrica en las plantas fotovoltaicas tratando de evitar que se generen sombras entre los paneles solares.

La UCO ha explicado en una nota que dentro de las plantas de producción fotovoltaica existe una tipología muy extendida que utiliza seguidores solares de dos ejes, inspirados en los girasoles, que buscan maximizar la captación de luz solar mediante el movimiento de los módulos fotovoltaicos.

Sin embargo, este movimiento puede generar «sombreos parciales entre ellos», lo que repercute «negativamente en la producción energética», según ha resaltado Luis Manuel Fernández Ahumada, uno de los investigadores del estudio.

La investigación integra dos metodologías abordadas en trabajos previos ya que, por un lado, se ha generado un modelo matemático para la optimización de la captación solar aplicable a seguidores aislados y por otro, partiendo de un modelo geométrico simplificado, se ha logrado caracterizar los posibles sombreos entre seguidores.

A partir de este análisis, se han propuesto recomendaciones de diseño específicas que han sido estudiadas en plantas fotovoltaicas de seguimiento de dos ejes ubicadas en Córdoba.

Mediante la técnica de «backtracking» o retroseguimiento, los paneles siguen la luz del sol de la manera que están programados y, cuando detectan que unos pueden sombrear a otros, retroceden evitando así que se produzcan sombras entre ellos.

«Se demostró que con esta estrategia de seguimiento estas plantas podrían aportar anualmente, al menos, un 2 por ciento de energía más», ha apuntado el investigador, lo que supone «maximizar el rendimiento de una instalación frente a otras que no consideran la pérdida de energía por la presencia de sombras entre los paneles».

El grupo continúa trabajando en el campo de la optimización de las plantas solares y en la actualidad se encuentra trabajando en la generación de dispositivos sensores que en tiempo real aporten la posición óptima en que deben situarse los seguidores solares para maximizar la producción energética sin provocar sombreamientos.

Además, en otra línea de trabajo estudian el uso de predicciones meteorológicas para generar estrategias para conseguir un seguimiento solar óptimo que produzca la máxima energía posible.