La Fundación Renovables pide una Ley de Cambio Climático con objetivos «más ambiciosos»

La Fundación Renovables ha abogado por una Ley de Cambio Climático y Transición Energética con objetivos «más ambiciosos» y un desarrollo «más homogéneo», ya que considera que «no asume su papel legislativo de referencia y de compromiso con respecto al presente y al futuro del país, a causa de la exigua ambición de sus objetivos».

Estas son las conclusiones del informe ‘Análisis de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética’, en el que analiza el articulado del proyecto de ley y propone una mejora de estos.

Así, el ‘think thank’ considera que los objetivos de la Ley no son «suficientemente exigentes» para recuperar el déficit histórico que lleva España con respecto a los compromisos adquiridos con la Comisión Europea (CE) y con relación a otros países del entorno.

Además, afirma que supone aceptar que se «ha perdido ya una década», al asumir como objetivo para 2030 el que la Unión Europea (UE) tiene para 2020.

Por ello, pide «una revisión urgente» de los objetivos de reducción de emisiones, incrementándolos para 2030 por encima del 50% y estableciendo un 100% para 2050.

En este sentido, la Fundación Renovables propone como objetivo un 50% de electrificación de la demanda energética para 2030 y un 80% para 2050 y estima que la Ley debe apostar, explícitamente, por el consumo responsable como obligación y por la puesta en marcha de iniciativas regulatorias para que el consumidor tenga los derechos que la Directiva de Renovables adelantaba hace ya años: «comprar, vender, generar y almacenar energía eléctrica».

Por otra parte, advierte de que el contenido del articulado del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica y su desarrollo es heterogéneo, «mostrando cierta laxitud» en unos puntos que considera que deberían tener más relevancia y más profundidad en otros que «deberían ser elementos de apoyo y de fomento del desarrollo».