La OPEP se muestra tranquila sobre el pico de demanda: su cuota aumentará al 40% en 2045

La OPEP prevé que su participación en el mercado mundial de crudo aumente hasta el 40% hacia 2045, desde el 34 % que ostenta ahora, cuando ha reducido su producción en casi 10 millones de barriles diarios (mbd) por la caída de la demanda por la crisis del coronavirus.

Ese pronóstico corresponde al escenario que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) estima como el más probable a largo plazo, entre varios modelos analizados en un informe publicado este jueves en Viena.

Con excepción de Canadá, Catar, Kazajistán y Guyana, que aumentarán sus extracciones, los suministros de fuera de la OPEP bajarán a largo plazo, dejando una brecha que llenarán los socios de la organización con el aumento de su producción, dice el documento.

Pero antes de que la OPEP pueda así ampliar su participación en el mercado mundial, verá subir la oferta rival hasta un pico de 71,8 mbd de crudo en 2027 desde los cerca de 65 mbd de 2019, nivel al que habrá vuelto en 25 años.

La producción de la OPEP, que abarca todos los tipos líquidos de petróleo, pasará desde los 33,8 mbd del año pasado hasta los 43,9 mbd hacia 2045.

Con ello, la participación de los trece socios de la organización en el mercado mundial se ampliará hasta el 40 %, desde el 34 % registrado el año pasado, vaticina el informe.

Estos pronósticos están sin embargo sujetos a una serie de factores de incertidumbre, sobre todo en relación con la recuperación de la economía mundial tras la pandemia de la COVID-19 y la velocidad de la transición energética a un sistema con menor emisiones de CO2.