Siemens vende a Carlyle su filial eléctrica Flender por 2.025 millones

El Consejo de Administración y el Consejo de Supervisión de Siemens AG han aprobado la venta de Flender, la filial de sistemas mecánicos y eléctricos, al fondo Carlyle a un precio de 2.025 millones de euros.
Siemens dio recientemente independencia a su negocio energético, a través de cotización pública. Al vender Flender, la empresa está dando rápidamente otro paso importante en la rigurosa ejecución de su estrategia Vision 2020+ para permitir que Siemens se convierta en una empresa enfocada en la tecnología.
Los planes de Carlyle son acelerar aún más su crecimiento y desarrollar plenamente sus fortalezas, a través de una mayor independencia y libertad de acción. La venta también permite renunciar a la cotización pública y el spin-off originalmente planificado y, por lo tanto, ofrece una vía más rápida para asegurar el éxito futuro de Flender.
Se espera que la transacción se cierre en el primer semestre de 2021 y está sujeta a aprobaciones de las autoridades correspondientes.
«Al vender Flender, continuamos con éxito y rigor nuestra estrategia para convertirnos en una nueva Siemens AG con más foco. Nuestro plan para encauzar los negocios por nosotros mismos mediante la introducción de las estructuras utilizadas en las pequeñas y medianas empresas ha demostrado ser eficaz. Ahora es el momento de posicionar a Flender como una empresa independiente y darle la oportunidad de realizar futuras opciones de crecimiento. Esta rápida decisión brinda a los clientes y empleados claridad y una base sólida para la planificación”, señaló Joe Kaeser, presidente y CEO de Siemens AG.
«Nuestro plan original era hacer un ‘listing’ de Flender en la bolsa de valores a través de una escisión», añadió Ralf P. Thomas, director financiero de Siemens AG y responsable del área de las Empresas de Portafolio (POC). «Sin embargo, siempre hemos estado abiertos a soluciones alternativas también. El interés que han mostrado numerosos inversores muestra claramente lo atractiva que es la empresa y confirma el enfoque que hemos perseguido en nuestras empresas de cartera. La nueva propiedad significa que Flender tendrá las oportunidades que necesite en el futuro para optimizar su estrategia en mayor medida y para abordar los requisitos de sus clientes de una manera aún más específica. Siemens y sus accionistas, a su vez, se beneficiarán de un mayor foco comercial y de la valoración atractiva y la entrada de liquidez».
“Flender es el campeón mundial en el espacio de engranajes eólicos e industriales. Con su cartera de productos y tecnología única y su presencia global, Flender está idealmente posicionada para un crecimiento sostenible. En Carlyle, estamos deseando apoyar el desarrollo futuro de la empresa a través de nuestra experiencia industrial e inversiones en la plataforma de tecnología y servicio que utiliza Flender para servir a sus clientes globalmente», dijo Gregor Böhm, director general y codirector de Europe Buyout en Carlyle.
Como parte de la venta, Carlyle acordó hacer compromisos sólidos a largo plazo para Flender y sus empleados. Con este movimiento, Carlyle respalda el futuro del rumbo que Flender ha anunciado y muestra su compromiso con la plantilla de la empresa. La venta de Flender es prueba de que la alineación estratégica de la unidad POC de Siemens ha sido un éxito. El objetivo es brindar a las empresas de cartera una mayor independencia y autonomía, y también con posibilidad de un cambio de propiedad.
Siemens reunió varias unidades de negocio bajo el paraguas de las empresas de cartera (POC) el 1 de abril de 2019. Las seis unidades de POC emplean alrededor de 21.500 empleados y generar alrededor de 5.000 millones en ingresos.